5 motivos por los que no eres productivo


Si alguna vez te has planteado mejorar tu productividad personal y no lo has logrado te invito a que leas los 5 motivos por los que no has podido ser productivo.


El fracaso no existe, existe el aprendizaje. Así que vamos a ello.

1 – NO HAS SIMPLIFICADO

Se suele pensar que la productividad consiste en hacer “todas las tareas”. Cuántas más mejor. Y no es así.

Así que para mí uno de los primeros pasos que tienes que hacer antes de implantar un método, herramientas… es SIMPLIFICAR.

¿Qué quiere decir simplificar?

Quiere decir que debes poner orden dentro (en tu mente) y fuera.

Simplificar fuera significa tener el camino más despejado de cosas que te aportan poco o nada a tu vida y te despistan de tus verdaderos objetivos.

No puedes estar rodeado constantemente de objetos, papeles…, que no tienen ningún valor, básicamente porque ni siquiera sabes que están sobre la mesa o nos los necesitas. Por ejemplo.

Además, muchas veces, ponemos el foco fuera en actividades, tareas, personas … por quedar bien, cumplir o porque nos resultan más cómodas de hacer.

Simplificar dentro, en tu mente, significa poner en orden tus pensamientos y centrarte en lo que realmente es importante para tu trabajo, tus proyectos, tu vida… Vamos lo que se llama ser CONSCIENTE y autoconocimiento.

Para poner el foco en lo importante para ti y en lo que estás haciendo en cada momento necesitas trabajar la ATENCIÓN.

Un consejo, para trazar rutas efectivas a la hora de realizar los trabajos puedes ayudarte de los mapas mentales, escribir en un papel las ideas, las tareas

Así que si en tu vida hay un exceso de cosas (reuniones, citas, proyectos, actividades…) difícilmente podrás gestionar adecuadamente tu atención. Solución: SIMPLIFICAR.

2 – NO HAS SALIDO DE TU ZONA DE CONFORT

Si, como lo lees.

Hasta ahora no se conocen las formas que permitan añadir cosas nuevas a tu vida sin hacer cosas diferentes a las que has hecho hasta ahora.

Y aunque fastidie leerlo, muchas veces, prefieres seguir como hasta ahora, aunque estés “jodido”. Porque en el fondo ya controlas tu zona “jodida”.  Te has hecho a ella y prefieres dejar que tu mente campe a sus anchas antes que domarla.

3 – FALTA DE CONFIANZA

En el proceso de añadir a tu vida productividad seguro que llega un momento en el que tienes que delegar. En el trabajo y en casa.

Delegar con confianza. De nada sirve delegar si después vas a ir detrás revisándolo todo punto por punto.

Si das confianza a las personas te la devolverán. Hay que aprender a delegar para tener efectividad en tu vida.

Para delegar correctamente tienes que seguir el siguiente proceso:

  1. Identificar las tareas que puedes delegar
  2. Elegir las personas más adecuadas para realizar cada tarea
  3. Dar la responsabilidad y confiar en la persona
  4. Trasmitir correctamente la finalidad que deseas con esa tarea y a que esta contribuyendo
  5. Dar y recibir feedback de la comunicación para dejar claras las tareas
  6. Formar a la persona en esas tareas si es necesario
  7. Establecer junto con la persona un plan de seguimiento
  8. Valorar el trabajo y cuidar los vínculos

Y recuerda que un viaje de mil leguas comienza con un paso.

4 – Crees que “no hacer nada” es de vagos

Ser productivo significa hacer en cada momento la tarea que más te acerca a tus objetivos con el mínimo desgaste energético posible.

De nada sirve hacer sin parar sin saber hacia donde vas. Porque eso es lo mismo que estar moviéndote en una mecedora.

Y para conectar de nuevo con el foco en tu vida muchas ocasiones toca bajar el ritmo, detenerse en el momento presente, sin hacer acciones, para observarse, conocerse y decidir cuáles son los pasos correctos.

Os dejo este post que habla sobre esto y es muy clarificador.

meditar

5 – Sigues pensando lo mismo de siempre

Implantar métodos y herramientas para mejorar tu productividad personal sin cambiar tu mentalidad (tu mindset) es como comprarte un coche y no echarle gasolina.

Si sigues pensando: no tengo tiempo, no llego a todo, siempre tengo imprevistos, no tengo tiempo para poner orden… difícilmente podrás añadir a tu vida efectividad.

Necesitas dar pequeños pasos todos los días que te conduzcan a los cambios deseados. Aquí te cuento como puedes hacerlo.

Los nuevos hábitos para iniciarlos requieren fuerza de voluntad, pero si estás conectado con tus objetivos y tus intenciones profundas pronto alcanzarás los hábitos que necesitas de forma fluída.

La motivación necesita de la acción. La acción te proporciona nuevas experiencias que te motivan.

CONCLUSIÓN

Antes de querer ser productivo e implantar herramientas baja el ritmo y decide bien:

  • Cuáles son tus motivaciones
  • Qué dirección es la que quieres para tu vida, tanto en el trabajo como a nivel personal
  • Simplifica tu vida
  • Arriésgate, sal fuera de la zona de confort, doma tu mente con paciencia para que sea tu aliada y prueba cosas nuevas y diversas.

Si te ha gustado comparte en las redes sociales. Me hace mucha ilusión y me ayudas a difundir mi trabajo.

Foto: http://www.marthastewart.com/272501/clip-artistry?xsc=eml_org_2011_03_13#close y María Cunha en Pinterest

Autora: Beatriz Blasco

 

COMPARTE SI TE HA GUSTADO

Beatriz Blasco

Beatriz Blasco

Ingeniera, Coach ejecutiva y personal. Experta en productividad personal, desarrollo de liderazgo y comunicación. Me apasiona acompañar a las personas en el proceso de descubrimiento personal y potenciar sus talentos. Curiosa, inquieta y creativa. Una exploradora nata.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Responsable » Beatriz Blasco Ginés
  • Finalidad » gestionar los comentarios.
  • Legitimación » tu consentimiento.
  • Destinatarios » los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Soluciones Corporativas IP, S.L (Don Dominio (proveedor de hosting de beatrizblasco.com) dentro de la UE. Ver su política de privacidad.
  • Derechos » podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.