La guía más novedosa para mejorar la autoestima y la productividad personal

¿En qué se parecen la autoestima, la confianza y la productividad personal?

En que todas te conectan con tu poder y tu fuerza interior.

Aunque la autoestima no es lo mismo que la confianza y ambas están relacionadas e influyen en tu productividad personal.

Y lo que te voy a contar no es solo filosofía, que también, sino algo que he podido comprobar en muchas de las personas a las que acompaño y en mí misma.

Curiosamente también me habéis pedido que hablara sobre este tema en las encuestas que hago a mi audiencia. Así que allá voy.

La autoestima como fuente de energía vital

guia-autoestima-y-productividad-personal-1

Ese valor depende de las ideas y sentimientos que tienes hacia ti mismo.

Así que puede variar. No siempre sientes tu valor con la misma intensidad. Esta relacionado con tu estado y cómo estás viviendo las circunstancias del momento.

Hay días en los que eres consciente del gran valor que tienes y otros en cambio te olvidas de él.

La valoración que tú haces sobre ti mismo está basada, principalmente, en lo que percibiste e interpretaste sobre ti mismo cuando eras niño.

Los mensajes de apoyo o recriminación que recibiste de tus entornos (casa, la escuela, los amigos, las actividades extraescolares…) y como los interprestaste te condicionaron para determinar tu autoestima.

Es fundamental recordar que la autoestima, como todo en esta vida, es movimiento y evoluciona.

La autoestima es reconocer tu valor único. Reconocerte como un milagro, un ser lleno de posibilidades y recursos.

“¿Mi autoestima es negativa o positiva en este momento? Y ¿cuánta tengo? La autoestima es la capacidad de valorar el yo y tratarnos con dignidad, amor y realidad. Cualquier persona que reciba amor, estará abierta al cambio.” Virginia Satir.

La terapeuta Virginia Satir decía que la autoestima es como la olla que nadie vigila.

A días está llena, plena de energía. Y otros días en cambio está vacía, sin energía.

La autoestima es un concepto, una actitud, un sentimiento, una imagen, y está representada por la conducta.

Te dejo está pregunta para que la sientas y evalúes tu autoestima en estos momentos.

¿Tienes la sensación de ser único, importante y valioso? ¿Sientes que el mundo es un lugar maravilloso y qué es mejor porque tú contribuyes a ello?

Confianza

La confianza sin embargo esta basada en la seguridad que sientes en tus habilidades y capacidades.

Si tus habilidades más desarrolladas las aplicas en tu trabajo o en tu día a día seguramente te sientas con confianza.

Desarrollas habilidades a través de la práctica y la experiencia. Y todos tenemos capacidades para hacer algo, lo que sea, muy bien.

Así que puedes sentirte confianza o seguridad en determinados entornos o momentos, pero eso no quiere decir que tengas una autoestima elevada.

Autoestima vs Confianza

Como has podido leer no es lo mismo autoestima que confianza.

La confianza está conectada con el nivel de habilidades, sin embargo la autoestima está relacionada con el nivel de identidad, con quién eres tú y qué haces aquí.

Puede ser que tengas mucha confianza en tu trabajo porque sabes hacer muy bien lo que haces y no tener autoestima.

Cuando no te valoras y, por ejemplo, toleras pensamientos o comentarios dañinos por parte de los demás o por tu parte no tienes una autoestima alta.

Muchas veces tu peor enemigo reside dentro de ti. Por no decir siempre.

O simplemente cuando no dices: no, para agradar a los demás por encima de tus propias necesidades.

¿Conoces a alguien que sea muy seguro de si mismo en su trabajo, por ejemplo, y que luego permite determinados comportamientos dañinos de su entorno o él mismo los ejerce a su entorno?

La verdadera felicidad viene de una autoestima alta y no de la negación y el escapismo.

Cuando tienes una elevada autoestima te amas a ti, eres capaz de amar a los demás y reconocer su valor único.

La gente vital siente que tiene la olla llena todo el tiempo. Virginia Satir

Y ahora te preguntarás qué tiene que ver todo esto con la productividad personal.

Sigue leyendo, que te cuento.

Mejorar la autoestima y la productividad personal

Desarrollar tu productividad personal para llevar tu vida al siguiente nivel requiere de un gran compromiso contigo mismo.

La autodisciplina es fundamental y necesitas tener una gran cantidad de energía disponible para sostenerla.

Así que tener una buena confianza en tus habilidades y una autoestima elevada te permite introducir cambios en tu vida para percibirte como más productivo, eficiente y eficaz.

Mejorar tu productividad personal requiere reinventarte muchas veces y proyectarte como una persona renovada con más aprendizajes cada día.

Para mí el autoconocimiento, cuestionarte y escucharte es clave para tener una mayor efectividad personal.

Si quieres añadir a tu vida productividad personal o mejorarla es porque quieres convertirte en alguien diferente al que eres en estos momentos y alcanzar resultados.

Y los hábitos diarios te ayudan a caminar hacia esa nueva persona en la que quieres convertirte. Sin embargo añadir a tu vida nuevos hábitos y mantenerlos en el tiempo requiere por tu parte una gran cantidad de energía.

Atención. Los resultados que quieres alcanzar es importante que los tengas enmarcados en un propósito mayor. Que contribuyan a tus valores fundamentales.

Tienes que confiar plenamente en ti y reconocer tu valor único para darte permiso de cambiar todo aquello que necesites para afianzar hábitos productivos y saludables en tu vida.

Una elevada autoestima te permite saber que no tienes que actuar según lo que sientes, si no que puedes reconocer tus emociones, sentirlas y transformarlas para actuar en con consciencia.

La autoestima te permite desarrollar tu disciplina personal, reconocer donde estás en estos momentos y construir un camino para capacitarte y alcanzar resultados de forma fluida.

A su vez, aunque parezca paradójico, tu disciplina personal también mejora tu autoestima, el concepto que tú tienes de ti mismo y la confianza en tus habilidades.

Creer que tú puedes, eres capaz y lo mereces asienta unos buenos cimientos para desplegar tu efectividad personal y alcanzar los resultados que te conectan con tus propósitos y valores primordiales.

3 estrategias para reconectar con tu autoestima y tu confianza

1 – Descubre tu cuerpo, escúchalo. No solo eres una mente andante.

Suelta el cuerpo, relájate, haz un chequeo físico para ser consciente de ti, suelta tensiones y reconoce que tu cuerpo es maravilloso.

Patrocínate a ti mismo diciéndote: yo soy único, importante y valioso. Yo soy. Yo soy conciencia pura, yo soy potencialidad infinita.

Cuida cada día tu cuerpo. Aliméntalo saludablemente. Descansa. Haz ejercicio físico. Medita…

Todo esto para convertirte en quien quieres ser. Para ser el creador de tu vida y dejar tu mejor huella en él.

Los pasos que no das también dejan huella. Jurgen Klaric

Puede sonarte a perogrullada. Te entiendo. Aun así te invito a que reflexiones lo que te cuento, a que descubras en ti tu magia.

Cuidarte físicamente es cargarte de energía. Y para cambiar, expandir tu zona de confort y alcanzar resultados necesitas mucha energía vital.

Sin energía no hay proceso de crecimiento y desarrollo.

2 – Expande tus límites. Vive experiencias nuevas.

guia-autoestima-y-productividad-personal

Expande tus propios límites, haz aquello que te da miedo y no te atreves a hacer. Rétate a ti mismo.

Si no pruebas no tienes nuevas experiencias en las que apoyarte para construir tu futuro.

Eso sí, no te juzgues. El resultado irá evolucionando conforme tú estás desarrollándote.

La práctica continuada es lo que hace al maestro. Por ejemplo, si nunca has dibujado porque de pequeño te dijeron que lo hacías fatal prueba ahora a hacerlo. A ver qué ocurre.

No rechaces tus miedos, se hacen más fuertes. Escúchalos, reconócelos y deja que sean tus guías.

Es fácil de escribir, más complicado de sentirlo. Lo sé.

Da una oportunidad a tus miedos y tus límites. Ellos te marcan la ruta a seguir. Te ayudan a desarrollarte.

Recuerda que lo mejor es expandir poco a poco alguno de tus límites. Si quieres expandir muchos de golpe puede que te agotes y te quedes sin energía.

Hay dos formas, podríamos sintetizar, de expandir límites y superar miedos. Cada uno elige la que mejor le va.

1 – Te tiras directamente a la piscina, así sin más. Cogiendo carrerilla y saltando.

2 – Metes primero los pies, te mojas un poquito. Luego entras hasta las rodillas… y así poco a poco hasta que te capuzas del todo.

Cualquiera de las dos sirve y te permite expandir tus límites.

3 – Aprende a respirar

¿Te suena raro esta última estrategia?

Lo cierto es que probablemente en muchas situaciones de tensión no te das cuenta de cómo estás respirando.

No te han enseñado a respirar para coger bien la energía que más nos alimenta y está en el aire.

Cuando empiezas a practicar las respiraciones conscientes, a concentrar tu atención en la respiración sientes una mejoría casi inmediata.

Está entrando más oxígeno a tu cuerpo y a tu cerebro. Así que puedes soltar tensión y pensar con más claridad.

Desde aquí te invito a que te apuntes a una formación para aprender a respirar mejor y cargarte de energía antes. O que cada hora te pongas una alarma para hacer respiraciones conscientes.

Sin respiración no hay vida. Cuando respiras aprovechando tu capacidad pulmonar y regulando el ritmo incrementa tu energía.

Al incrementar tu energía también incrementa la valoración sobre ti mismo. Ya que puedes llevar a cabo más acciones, realizarlas con un mejor estado y crear un impacto positivo en ti y tu entorno.

Desarrolla tu efectividad personal

Una vez has puesto en práctica las estrategias para incrementar tu autoestima y tu confianza en tus habilidades puedes comenzar a trazar la ruta para desarrollar tu efectividad personal.

Y está claro que quieres desarrollar tu efectividad personal para realizar cambios importantes en tu vida con el menor desgaste de energía posible. Sin estrés y tensión.

Empieza por elegir un objetivo que quieras alcanzar. Algo que en estos momentos signifique un desafío para ti.

Podría ser algo como grabar tu primer vídeo para youtube, escribir un artículo de opinión u organizar tus carpetas en el ordenador.

Elabora tu plan de acción. Los pasos concretos y específicos que necesitas dar para llegar hasta ese objetivo.

Enfócate durante el tiempo que estimes, dos días, una semana… en ese objetivo. Realiza cada día como mínimo una acción de ese objetivo.

Haz la acción. Experiméntala. Y observa cómo te sientes.

RECURSOS

Te dejo esta guía de autoestima de Ana Vico que complementa muy bien lo que en este artículo he querido compartir contigo.

Explora en este artículo qué es y qué puedes hacer para tener una mentalidad ganadora que te ayude a mejorar tu autoestima.

¿Qué haces para cuidar cada día tu autoestima y mejorar tu productividad personal? Cuéntanos tus estrategias en los comentarios.

Autora: Beatriz Blasco

COMPARTE SI TE HA GUSTADO

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Beatriz Blasco

Beatriz Blasco

Mentora de negocios conscientes y con alma. Creadora del método Productividad Consciente. Ayudo a emprendedores y profesionales a elevar su productividad y su negocio para que generen riqueza, vivan una vida con impacto y alineada con su esencia. Todo ello a través del cambio de mentalidad y la aplicación de estrategias prácticas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *