Guía para romper los mitos de la reinvención profesional

​¿Reinvención profesional o personal o ambas?

Primeras consideraciones sobre la reinvención:

  • No es cosa de un día. Más bien de años. Bueno, no, para toda la vida. Luego te explico más este punto.
  • La reinvención profesional no consiste únicamente en emprender un negocio online. ¡Uff! Menos mal, igual te estabas viendo emitiendo vídeos en directo todo el día.
  • Empieza por no reinventar nada. ¡Bombazo! Si te preguntas a qué me refiero con esto te invito a que pongas tu atención en la lectura de este artículo o que guardes este enlace para leerlo con calma.
  • Sin mirada interior no hay reinvención profesional efectiva.

​Puede sonarte tajante, pero así lo creo.

¿Crees que no te interesa este artículo por qué no tienes que reinventarte en nada o ya lo has hecho? Sigue leyendo y verás como si te interesa.

En esta guía, con tu permiso, aportaré mi propia experiencia con total sinceridad.

No es oro todo lo que reluce. Por eso es importante leer o escuchar a otros (a mí misma también, claro) cuestionando con actitud proactiva al que escribe o cuenta su historia.

7 reflexiones sobre la reinvención profesional

Comparto contigo estás reflexiones para que hagas lo mismo con tus ideas, pensamientos o creencias acerca de la reinvención.

1 – La reinvención profesional es en una reinvención personal

Si estás en un lugar en el que no quieres estar.

Si has llegado a un punto en tu vida (personal o profesional) que te parece de lo más desagradable o injusto.

O sientes que estás en una especie de círculo vicioso en tu trabajo actual (bien seas trabajador por cuenta ajena, autónomo, emprendedor…)

Es momento de hacer un alto en el camino. Tu GPS interno no tiene ni idea de donde estás.

Así que te va llevando por ahí dando vueltas y tumbos.

Eso quiere decir que hace años, y lees bien, años, que no te has parado a escucharte y has elegido, inconscientemente claro, dejarte llevar por la riada del día a día.

Así que ahora no quieras poner en orden todo lo que la riada se ha llevado por delante y la suciedad que ha dejado en cuestión de días.

Por eso digo que la reinvención profesional es interior. Toca mirar hacia dentro para hacer balance de la situación.

Sin reflexión, sin mirada interior no hay aprendizaje.

Mi primer intento de reinvención fue en el año 2007. No me conocía mucho ni solía escucharme. Así que la decisión que tome no me llevo para nada hacia donde quería.

Dos cosas le pasaban a mi GPS interno, una, no sabía dónde estaba, dos no conocía la dirección.

No le había dado ninguno de los dos datos.

Reinventarte no implica dejar de ser quien eres. Sino como decía Lao Tse: cuando me despojo de lo que soy me dispongo a ser lo que podría llegar a ser.

2 – La reinvención es un proceso no un fin

Sé que ahora que has dado cuenta de has llegado al lugar equivocado quieres rápidamente salir de ahí. Pero alto un momento, no quieras cambiar la inercia de muchos años en unos días o meses.

Me gustaría que pudieses sentir que la reinvención que quieres para tu profesión es un proceso. No sabemos si largo o corto. Te diría que eso poco importa.

Lo importante ahora es comenzar el proceso.

No te exijas o te pongas fechas límite que te agobien, estresen o te frustren.

Justo en este momento tienes que darte tiempo. Ya te has dado para estar donde estás.

3 – Cambiar la forma de mirar

El proceso comienza por reconocer y aceptar el lugar en el que te encuentras. Porque es ahí desde donde vas a dar la información a tu GPS.

La verdadera felicidad no consiste en encontrar nuevas tierras, sino en ver con otros ojos.” Marcel Proust

Traducido a versión reinvención, antes de querer cambiar de trabajo:

  • aprende a reconocer qué parte de ti ha contribuido a que estés en este trabajo.
  • Acepta que has perdido la conexión con tu GPS interno.
  • Sé consciente de los aprendizajes que te trae esta situación, valora y agradece lo que te llevas y has aportado.

Cuando sientas que ya puedes estar tranquilo en tu actual trabajo, que no satisfecho o conforme, y que tu actitud es otra, comienza a proyectar la dirección para tu GPS.

A esto me refería cuando he dicho que la reinvención empieza en no reinventar nada

4 – Conócete a ti mismo

El aforismo griego "Conócete a ti mismo" estaba inscrito en el pronaos del templo de Apolo en Delfos. Así que no es nada nuevo.

Sin embargo me atrevo a afirmar: ¡qué poco nos conocemos!

No todos, pero muchos.

Aprender a mirarte y escucharte es clave para conectarte con tu talento y tus motivos más profundos.

Desde ahí la reinvención profesional, no digo que vaya a ser fácil, pero si auténtica.

En mí he podido comprobar que muchas veces sola me resultaba difícil conocerme. Así que me he apoyado en grandes profesionales para que me guíen en el proceso.

Una vez una amiga me dijo: Bea, para poder ver lo que llevas pegado en la espalda necesitas a alguien que te la miré.

Por este motivo si te encuentras en un punto donde sientes que no avanzas puede que sea el momento de buscar apoyos.

5 – Define la dirección para tu vida, no los objetivos únicamente

Cuando ya sabes el punto en el que estás, cuáles son tus miedos, tus fortalezas, tus talentos… es momento de proyectar hacia delante tus intenciones.

Según la RAE intención es “la determinación de la voluntad en orden a un fin”

Las intenciones te permiten conocer la dirección para tu vida: saber en qué quieres convertirte, cómo quieres sentirte, qué quieres aportar al mundo y qué quieres para ti. La intención es la dirección y el impulso, aporta motivación y sentido a lo que hacemos.

El deseo no es lo mismo que la intención. Un deseo puede ser sólo eso, un deseo. Sin embargo, la intención es el deseo puesto en acción, es un proceso que te orienta en una dirección.

No recorres un camino deseando hacerlo, lo recorres dando pasos, caminando.

reinvencion profesional

DESCARGA AQUÍ, SI QUIERES, EL EBOOK GRATUITO CON AUDIO para trabajar las intenciones

6 – El resultado es función de tus aprendizajes y tu estado

Una vez ya sabes la dirección que quieras para tu vida es posible que te des cuenta de dos cosas:

    1. Que necesitas aprender o reforzar capacidades, utilizar nuevas técnicas, herramientas… o incluso empezar de cero formándote en una disciplina.
    2. Que sientas que tu estado no es el más adecuado. Sientes miedo, dudas, confusión, frustración…

Para ambas situaciones tienes que marcarte metas de medio plazo para poder caminar en la dirección que has proyectado con consciencia y toda tu energía.

Sería algo así como preparar la mochila para iniciar el viaje en la dirección que te has marcado. Tus intenciones.

7 – Manos a la obra

Ahora es momento de rehacer tu mochila. Es momento de pasar a la acción.

Para pasar a la acción necesitas trocear tus metas en trozos más pequeños y asequibles para ti.

Esto es trocear el elefante como suele decirse.

Define objetivos de corto plazo (1 o 2 años) para ir materializando a través de ellos tus metas e ir construyendo la dirección que han marcado tus intenciones.

Este es el momento de realizar estrategia. Tienes que preparar una buena base económica.

Para reinvertarte vas a necesitar dinero.

Dinero para pagar nuevas formaciones, mentores, para estar tal vez sin trabajar un tiempo, para pagar inversiones si finalmente decides emprender…

Atención, recuerdo que para reinvertarte no necesariamente tienes que abrirte un negocio online.

Puedes reinventarte dentro de tu misma empresa o en otra o con un negocio offline.

Está genial que ahora te hayas dado permiso para soñar y proyectar tu vida, seguro que no lo hacías hace tiempo.

Pero recuerda esto

r

Reinvención constante

Pensar que la reinvención es cosa de unos pocos es un pensamiento erróneo hoy en día.

Estamos expuestos a una cantidad ingente de información, inputs de distinta índole, tecnología, cambios en la alimentación y lo que nos rodea.

Dato curioso, en tan solo 10 años la cesta de la compra en España ha cambiado mucho.

Este artículo lo recoge y es muy interesante darte de cuenta de cómo han cambian los hábitos.

Así que aunque tengas un trabajo estable, ocupes un alto cargo o tengas tu propia empresa desde hace muchos años no pases por alto tu reinvención.

Los cambios son rápidos que en el momento menos pensado la vida te da un giro de 180º.

No vamos montados en una cinta transportadora como las que hay en los aeropuertos.

Si dejas de moverte, no avanzas, retrocedes y el hueco que se abre entre lo que está pasando y donde estás tú crece.

3 son las claves que te ayudarán a mantener en movimiento:

    1. Estar en continuo proceso de aprendizaje
    2. Destapar el eterno aprendiz que habita en ti
    3. Tener la mente abierta y curiosa
Lo que percibimos como futuro posible o probable está en constante evolución. Arthur c. Clarke

Considera que muchas de las tecnologías que hoy usas fueron percibidos en su momento como tontos, inútiles o imposibles.

Te dejo algún ejemplo:

  • Creo que hay mercado en el mundo para unos cinco ordenadores. Thomas Watson, presidente de IBM en 1943.
  • No hay ninguna razón para que nadie quisiera tener un ordenador en casa. Ken Olson, presidente, director y fundador de Digital Equipment Copr. En 1977.
  • No nos gustan sus sonidos y la música de la guitarra está pasada de moda. Decca Recording Co. Rechazando a los Beatles en 1962

Y así con muchísimos ejemplos más.

Te invito a que reconsideres la idea de estar en un proceso continuo de reinvención, aprendizaje y descubrimiento.

A que cuestiones sin rechazar lo que no has experimentado por ti mismo.

No es oro todo lo que reluce

Es bueno que sepas que estar en ese proceso continuo de aprendizaje, exploración y descubrimiento requiere de mucha energía.

No es fácil. A nuestro cerebro le gusta lo conocido, seguro, estable y le supone poco consumo de energía.

Conocerte, tener la mente abierta, cambiar las creencias que ya no te ayudan a seguir avanzando, superar tus miedos, expandir tus capacidades… requiere mucha, mucha energía.

Así que lo primero de todo es cuidarte. Ocuparte de tu energía.

Sé que puedes verte llamado por la ola del emprendimiento online y el lifestyle libre. Confieso que yo también y de hecho aquí estoy.

Sin embargo también te diré que no es para todo el mundo, ni tiene porque serlo.

Estar en la cresta de la ola surfeando no es lo más fácil. Hay que saber que se requiere mucha práctica, energía y ganas de estar ahí.

Podemos dejar nuestra mejor huella en el mundo de millones de maneras diferentes.

De hecho hay millones de personas anónimas haciendo grandes contribuciones cada día.

Sonreír, ser amable, estar en paz, abrazar con corazón, no criticar, no juzgar… son pequeñas acciones que contribuyen enormemente.

Con todo esto lo que quiero trasmitir simplemente es que no te lances a ponerte en camino sin antes saber dónde estás, dónde quieres ir y abrirte a las infinitos caminos que puedes recorrer para satisfacer tus intenciones.

Elabora una buena estrategia

No por más correr llegarás antes.

Si ya has decidido de corazón que vas a emprender o hacer un cambio profesional a otro sector, otra empresa… porque ya ves con ojos nuevos tu paisaje actual entonces necesitas una buena estrategia.

Un plan de acción claro, concreto y realizable.

Es obvio, pero no siempre se hace.

De hecho solemos cometer errores. Aunque también creo que son los aprendizajes que tenemos que realizar.

No siempre sirve leer para asentar conocimiento en el músculo.

Para montar en bicicleta de poco te serviría leer un libro donde te dijesen cuáles son los errores que tienes evitar cometer para aprender más rápido.

Aun así, conocer de ante mano errores que suelen cometerse te ayuda a tener un plan B.

El dinero es una fuente de energía. No es un demonio.

Sé sincero, no es lo mismo tener en la cuenta 100 € que 100.000€. Por eso te recomiendo que en tu estrategia lo tengas muy en cuenta.

Calcula cuanto tiempo vas a poder vivir sin ingresar dinero, manteniendo tu nivel de vida, más las inversiones que vas a tener que hacer y cómo puedes llevarlas a cabo sin perder tu estabilidad financiera.

Tener un negocio online funcionando y creando ingresos necesita inversión. No creas que para monetizar tu blog únicamente necesitas tu tiempo.

Como me dijeron en un curso que hice con Alfonso Bastida, Christian Helmut y Vilma Nuñez: sin inversión no hay conversión.

Aprendizaje continuo y efectivo

Si quieres ir más rápido tendrás que ir acompañado por los mejores. Así que revisa cuánto cuesta trabajar con estás personas, mentores, tutores… o valora el tiempo que vas a invertir para leer, ver vídeos y probar tú solo considerando los gastos fijos mínimos que todos tenemos.

Hay que pagar la factura de conexión a internet, la luz…

Tu marca personal, tu talento y tu negocio

Son distintas fases por las que debes pasar antes de lanzarte al vacío. Es mi recomendación.

Hay personas que ya tienen de serie toda esta información y van como un tiro, son los menos.

Está bien tenerlos como referencia, pero no te compares ni con ellos, ni con nadie.

Mirar a otros es para modelar y aprender, no para comparar.

Recuerda que cada uno partimos de puntos distintos y recorreremos caminos diferentes para llegar al mismo punto.

Sé un optimista, que no un ilusionista o fantasioso.

Ser optimista implica confiar en ti, en tu valor único y soñar sin levantar los pies del suelo.

Crea tu proceso de reinvención, tanto si emprendes como si no, desde tu autenticidad. Define bien tu marca personal, quién eres y qué aportas al mundo y tu entorno.

Descubre tu talento, tu don o tu entusiasmo y desde ahí desplega el cambio y tu visión.

Siempre lo comento, pase más de un año bloqueada porque creía que no tenía ningún talento reseñable que me sirviese para reinventarme. ¡Error!

A veces, necesitamos que otros nos acompañen en ese proceso de descubrir nuestro talento y entusiasmo.

Habitualmente tenemos conceptos equivocados sobre el talento y la pasión. Por eso ampliar horizontes te ayudará seguro.

¡Gracias por haber llegado hasta aquí! Si te has leído todo sin darle rápido al scroll eres un campeón. Te lo agradezco.

Estaré encantada si me cuentas en los comentarios en qué momento te encuentras ahora con respecto a tu reinvención profesional o personal. Para mí van de la mano.

Un abrazo,

Autora: Beatriz Blasco

COMPARTE SI TE HA GUSTADO

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Beatriz Blasco

Beatriz Blasco

Mentora de negocios conscientes y con alma. Creadora del método Productividad Consciente. Ayudo a emprendedores y profesionales a elevar su productividad y su negocio para que generen riqueza, vivan una vida con impacto y alineada con su esencia. Todo ello a través del cambio de mentalidad y la aplicación de estrategias prácticas.

4 comentarios

  1. Empecé siendo agricultor, y debido a un accidente tuve que dejar la práctica, sigo llevando la gestión. ahora soy escritor, y me considero una persona privilegiada a pesar de no tener un duro, porque siempre he trabajado en algo que me gusta.
    Un saludo

    1. Hola Alejandro,
      para mí lo más importante es agradecer cada día lo que tenemos y disfrutar la vida. Me alegro que disfrutes de tu talento y entusiasmo. Por lo que escribes has hecho una gran reinvención.
      También te ánimo a que transformes lo que sientas para que la abundancia económica sea un hecho.
      El dinero es un intercambio de energía.
      Muchísimas gracias por pasarte por aquí.
      Un abrazo

  2. Felicidades por este magnífico y profundo artículo, Beatriz.

    Me ha gustado muchísimo y das un montón de claves que creo son importantes a la hora de reinventarte, es de gran ayuda.

    Un abrazo y gracias por compartir tanto.
    Mireia

    1. Hola Mireia,
      mil gracias por pasarte por aquí y comentar.
      Escribir y además conseguir que sea enriquecedor es uno de mis objetivos. Tú sabes muy bien lo que es reinventarse. Eres un ejemplo de ello, una gran profesional y persona.
      Un abrazo fuerte.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *