Mi sistema para hacer el balance de final de año

mi sistema para hacer balance

Vaya por delante que este método para hacer el balance de final de año que hoy comparto contigo surgió hace dos años.

Antes no era consciente de que podía crear las experiencias que quería vivir de forma deliberada, sino que me dejaba llevar por la corriente del día a día.

No improvisaba. También marcaba objetivos, pero no los maneja de forma consciente y no los tenía por escrito. Los dejaba por ahí en mi mente, en algún rincón.

Si te preguntas si he notado cambios en los últimos años haciendo lo que hoy te voy a contar, te diré que sí.

Así que te sugiero que leas con atención, con los ojos bien abiertos, las orejas frescas y la mente dispuesta.

[Tweet “No olvides nunca que tienes el poder de crear las experiencias que quieres vivir.”]

 

Cómo hacer el balance de final de año

Mi sistema para hacer balance de fin de año se compone de varios pasos o fases.

Comprende tanto la parte emocional, basada en experiencias o aprendizajes, como la racional, basada en datos.

 

Punto de partida: mi bote de los propósitos

Empiezo con algunas cosas que ya tenía hechas del año anterior:

  1. Bote de las intenciones o propósitos: las grandes direcciones para mi vida. Aquí Maider Tomasena te cuenta cómo hacerlo.
  1. Intenciones, metas y objetivos para cada una de las áreas de mi vida.

Aunque no tengas nada de esto, no importa. Lo puedes hacer y disfrutar igualmente.

En primer lugar abro mi bote y leo las intenciones (que no objetivos) que me propuse. Estas son más bien visiones sobre cómo quiero vivir y cómo quiero sentirme.

Después cojo mi libreta, abro el papel en el que está escrita la intención y me la dejo sentir.

Me pregunto del 1 al 10 (siendo 10 mucho) cómo siento de vivida esa intención.

A continuación me cuestiono si ya está tan interiorizada en mí. Si es así, no necesito volver a ponerla en el bote. Pero si la respuesta es no, me planteo si la quiero volver a poner para mantenerla y reforzarla para el siguiente año.

Y así creo el nuevo bote de las intenciones para el siguiente año.

Ahora te contaré un pequeño secreto. Este año he puesto el bote con pegatinas llenas de palabras de las que quiero inundar mi vida este año: amor, abundancia, prosperidad, plenitud…

 

¿Qué ha pasado cada mes?

Me encanta hacer el repaso del mes porque me resulta de mucha ayuda.

No nos damos cuenta de todo lo que vivimos hasta que no lo revisamos y lo agradecemos.

Para esto reviso mis fotos y Google Calendar, y con ello elaboro un resumen de cada mes. Siempre que lo hago me doy cuenta de todas las experiencias que he vivido y sentido.

Y les doy gracias, miles de gracias.

Con esta sencilla actividad hago un cierre y un profundo agradecimiento de mi año.

Tú lo puedes hacer como te guste más: en grande creando un mural, simplemente recordando, escribiendo o dibujarlo.

El futuro pertenece a quienes creen en la belleza de sus sueños.

Eleanor Roosevelt

 

Balance de los objetivos

Una vez que he realizado la revisión del balance emocional, experiencias y aprendizajes, me pongo con los objetivos. Esta es la parte más práctica y se apoya en datos e informaciones.

Utilizo dos mecanismos para tener por escrito las metas y objetivos:

  1. Facilethings.
  2. Un Excel donde tengo un resumen de las metas y objetivos.

Simplemente reviso esos objetivos: cuáles he conseguido, cuáles no y dónde me he quedado.

En esa revisión anual también decido si voy a continuar con los objetivos no conseguidos, si los reformulo o si simplemente los desecho.

Aunque ahora estoy haciendo una revisión trimestral de los objetivos, hacer este balance de todo el año también me ayuda a tener una visión más clara del punto al que he llegado.

Mi sistema para hacer el balance de fin de año

Disfruta y no juzgues

Este ejercicio para hacer el balance del año es para disfrutarlo.

Busca un momento de tranquilidad, con la música que te gusta y esos elementos que te inspiran. Una lámpara de sal, una vela, incienso… Todo lo que te hace sentir bien.

Hay que hacer balance para saber desde donde inicias o continuas viaje. Traer consciencia es esencial.

Recuerda que tienes el poder de crear las experiencias que quieres vivir, cómo quieres sentirte y cuál es la actitud que cada día quieres tener.

No juzgues si no has llegado donde tú esperabas. Dirige tu atención hacia lo que has aprendido y experimentado.

Si en tu año se han producido situaciones de dolor llévales luz a través de tu consciencia y tu aprendizaje. Resistirlas o negarlas no te ayudará a transformar el dolor para salir reforzado.

Sólo cerrando las puertas detrás de uno se abren ventanas hacia el porvenir.

Françoise Sagan

La vida está llena de instantes increíbles.

En el próximo artículo te cuento los consejos fundamentales para definir tus objetivos para el año que viene. Si quieres ir preparándote te dejo este artículo en el que te cuento cómo organizarte el próximo año con eficacia.

Ahora te toca a ti explicarnos cómo hacer el balance de final de año. ¿Nos cuentas tus claves?

COMPARTE SI TE HA GUSTADO

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Beatriz Blasco

Beatriz Blasco

Mentora de negocios conscientes y con alma. Creadora del método Productividad Consciente. Ayudo a emprendedores y profesionales a elevar su productividad y su negocio para que generen riqueza, vivan una vida con impacto y alineada con su esencia. Todo ello a través del cambio de mentalidad y la aplicación de estrategias prácticas.

5 comentarios

    1. Genial Gabriela 🙂 Me alegro mucho.
      Soy afiliada de la herramienta, envíame un email y te cuento.
      Un abrazo

  1. Hola, buen artículo y buenos consejos! Pienso también que es esencial liberarnos de las cosas, personas y pensamientos que puedan generar que nuestro crecimiento personal se vea estancado. Una vez que estemos en calma con los demás y sobre todo con nosotros mismos, será más fácil que la buena energía fluya hacia nosotros, abriendo puertas y nuevas oportunidades. Aconsejo la meditación para limpiarnos y purificarnos de pensamientos y emociones negativas. Saludos!

    1. Hola Matías,
      gracias por pasarte y comentar.
      Totalmente de acuerdo, tenemos que soltar “el compromiso” que nace desde nuestro miedo y creencias que no son útiles. Mantener relaciones sanas y nutritivas es esencial para el equilibrio y la gestión de nuestra energía. Dos factores principales para sentirnos productivos conscientes.
      La meditación es un hábito que recomiendo porque a mí personalmente me ayuda. Medito cada día, de forma continua desde hace algo más de 3 años, y me queda mucho camino por recorrer, aunque siento los resultados cada día. Un abrazo

  2. Qué gran artículo, Beatriz.

    Me gusta que hagas hincapié en la parte de no juzgarte porque eso se nos da terriblemente bien. Es como que nos quedamos solo con esos moscardones que nos han picado en verano y no analizamos todo lo que hemos aprendido y conseguido en doce meses.

    Me gusta la herramienta de la que hablas, la verdad es que no la conocía.

    Feliz 2018, estoy segura de que te esperan 12 meses increíbles. Nos vemos dentro de nada.

    Un beso,
    Maïder

    P.D.: Gracias por la mención. Ese bote es mágico 🙂

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *