Organízate con eficacia para el próximo año

Antes de empezar a desgranar mi idea de cómo puedes organizarte con eficacia el 2017 te dejo esta frase: lo mejor de proyectar el futuro es que produce cambios en tu momento presente.

El futuro se construye con tu momento presente. Sí, sí, como lees.

Eso sí, una clave que me ha ayudado muchísimo en los últimos años, proyecta tu futuro decidiendo hacerlo ahora porque tú así lo eliges.

No porque tu mente te arrastre al futuro para andar preocupándote por lo que no puedes saber.

Hay un matiz fundamental para mí en entender bien esto.

Dicho esto vamos a la propuesta.

Organízate con eficacia el próximo año

Organizarte con eficacia el próximo año significa que proyectes qué tipo de experiencias quieres crear en tu vida. En cada una de tus áreas de responsabilidad o influencia.

Y una vez has hecho esto, decide qué próximos pasos necesitas dar para hacer posibles esas experiencias que quieres vivir.

Aclaro que eficacia quiere decir que alcanzas los resultados que te planteas para ti.

Así que organizarte con eficacia significa preparar todo tu sistema cuerpo-mente y tus recursos (tiempo, energía, ánimo, conocimiento…) para encaminarse hacia las experiencias que quieres vivir.

Enfocarte hacia las aventuras que quieres crear para ti en el próximo año.

¿Tiene sentido para ti lo que he escrito? Tú eres el único que hace posible que vivas determinadas situaciones (viajes, encuentros con amigos, proyectos profesionales, formación…).

Tienes un gran poder cuando miras hacia dentro y desde ahí proyectas hacia fuera y no al revés.

Ahora que ya sabes de que hablo cuando digo organizarte con eficacia te planteo hacer un ejercicio de reflexión y proyección.

organizate-con-eficacia-1Para ello te sugiero que te planifiques un par de tardes, mañanas, unas cuatro horas más o menos para hacer el ejercicio en un entorno tranquilo y agradable para ti. Sin interrupciones.

Tal vez un fin de semana es idóneo para ello.

Prepara imágenes, rotuladores de colores, celo, pegamento, música inspiradora para ti… todo lo que te permita tener un entorno creativo e inspirador.

Ejercicio para organizarte con eficacia

Áreas de responsabilidad

Las áreas de responsabilidad son las áreas donde tú tienes influencia y tomas decisiones al respecto.

Elije aquellas áreas en la que sientas que quieres introducir cambios, mejoras o desarrollar más aún.

Te dejo aquí algunas que suelen tenerse en cuenta (aunque tú puedes coger otras, más o menos)

  1. Salud
  2. Familia
  3. Amistad
  4. Trabajo y/o profesión
  5. Formación
  6. Cooperación

En este listado otras áreas que siempre incluyo son: viajes y espiritualidad.

Me encanta viajar, así que para mí es una gran área en la que tengo que tomar decisiones y crear las experiencias quiero vivir.

Y la espiritualidad porque necesito cultivar el silencio y la mirada interna para seguir con mi crecimiento personal y despertando conciencia. Si no el día a día me adormece.

Primer paso, en un folio grande, A3, si puedes, o en varios A4, escribe estás áreas en una columna. También puedes poner una imagen al lado que te inspire.

Definir tu visión o intención en cada una de esas áreas

La visión o la intención es una dirección, una forma de vida. Cómo quieres experimentar tu salud, tu trabajo, tus relaciones…

Te invito a que reflexiones sobre cada una de las áreas importantes de tu vida si nunca  antes lo has hecho, si ya lo has hecho fantástico. Solo tendrás que revisarla y ajustarla un poco.

La visión es de largo plazo (tres, cinco años o para toda la vida).

Es bueno tenerla presente y conectar con ella en los momentos en los que pierdes el rumbo.

Las intenciones son los faros que marcan la dirección a seguir.

Te dejo este artículo del blog optimainfinito de José Miguel Bolívar para que repases la idea de visión.

Una pregunta que ayuda a definir esa intención o visión es: qué quieres crear en tu vida, qué quieres sentir, experimentar…

“Si no tomas el tiempo para definir qué quieres hacer en tu vida, pasarás el resto de tu vida realizando las metas de los demás.”– Steve Pavlina

Por ejemplo, en el área de salud te puede salir la intención: sentirme en forma, ligero y saludable.

Como lees es algo general, nada concreto. En el siguiente paso toca concretar un poco más.

En la visión y la intención nos preguntamos por el qué. Después nos preguntamos por el cómo.

Y el cómo nos lleva a concretar más, a definir objetivos específicos y medibles.

Definir el nivel de objetivos

Por cada una de las áreas que has identificado, a la que has asociado una visión, pregúntate ahora cómo vas a hacer posible esa visión. Qué pasos te pueden conducir hasta allí.

Atención. Es muy importante aquí no ponerte objetivos como un descosido. Es momento de tener espíritu crítico, observar todas tus motivaciones internas y decidir con qué objetivos te quedas.

Te recomiendo, en base a mi propia experiencia, que no te definas más de dos objetivos en cada área. Sobre todo si muchos de ellos son nuevos para ti.

Este post de Joaquín Peña me gusta mucho porque clarifica muy bien lo que quiero que tengas en cuenta en esta segunda parte.

Definir el nivel de proyectos

En este nivel es donde vas a definir tus proyectos del día a día. Aquellos que puedas manejar y a los que dedicas atención. Proyectos a los que asocias acciones muy concretas y específicas e indivisibles.

En GTD el concepto de proyecto es distinto del que habitualmente se suele entender. En este post puedes profundizar más sobre ello.

Realización del ejercicio

Te recomiendo dividir el ejercicio en dos partes.

1 – Parte creativa y más visual

organizate-con-eficaciaEn esta primera parte del ejercicio es bueno que identifiques tus áreas de responsabilidad en las que quieres mejorar y las asocies con imágenes que te inspiran lo que deseas, escribas al lado palabras claves, hagas un dibujo o esquema… lo que emerja.

De esa parte creativa te saldrá la visión o intención que quieres para esa área y que podrás describir con palabras, como un eslogan.

También te puede ayudar elaborar un storyboard o guión gráfico de tu año, creando una escena para cada mes.

2 – Parte más práctica y racional

Una vez tengas este mapa o tablero es bueno que abras un Excel y allí pongas cada área, al lado la visión y al lado los objetivos que te quieres marcar para cada área y que contribuyen a la visión.

Un consejo de mi propia experiencia. Hacerlo es muy gratificante y clarificador. Es más fácil mantener el foco y no ir reactivo durante el año a lo que sucede. Así que te ánimo a hacer el ejercicio. Aunque tengas cierta resistencia al principio.

Tener este mapa realizado no significa perder la flexibilidad. Significa tener una actitud proactiva en tu vida. De hecho es muy posible que tengas que recalcular la ruta cuando las circunstancias lo requieran.

CONCLUSIÓN

Aprovecha este mes de diciembre para reflexionar sobre el año que termina y proyectar el año que entra.

Inconscientemente casi todos solemos hacer como un cierre y un nuevo comienzo al finalizar el año.

Este ejercicio tiene la finalidad de que te des cuenta de que si no proyectas las cosas difícilmente suceden.

Esto no quiere decir tener que decidir de antemano qué vas a estar haciendo y en qué justo instante.

Proyectar lleva implícito lanzar hacia delante y después quedarse en el momento presente soltando las expectativas.

Dejo este vídeo de Sergi Torres que para mí explica muy bien lo que quiero trasmitir.

¿Qué experiencias quieres crear en tu vida en el próximo año? Cuéntalas en los comentarios. Así nos inspiramos los unos a los otros.

Descarga aquí gratis el ebookpapel-con-chincheta-dibujada en el que profundizo sobre cómo explorar tus intenciones y bajarlas a objetivos.

Un abrazo.

Autora: Beatriz Blasco

COMPARTE SI TE HA GUSTADO

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Beatriz Blasco

Beatriz Blasco

Mentora de negocios conscientes y con alma. Creadora del método Productividad Consciente. Ayudo a emprendedores y profesionales a elevar su productividad y su negocio para que generen riqueza, vivan una vida con impacto y alineada con su esencia. Todo ello a través del cambio de mentalidad y la aplicación de estrategias prácticas.

2 comentarios

  1. Hola Bea, me ha encantado este post y me ha servido un montón. Me he propuesto dedicar el día de hoy a plantearme las intenciones para el próximo año y me ha venido genial leerte antes de empezar. Me parece fundamental no “emocionarnos” poniendo objetivos y también el proyectar a futuro porque así lo decidimos pero luego volver al presente. Gracias por toda tu inspiración. Abrazo!

    1. Hola Clara,
      no sabes como alegra que te haya inspirado el post. Esa es mi intención :-))
      Estará genial saber qué tal te ha ido. Yo cuando acabe mi proceso lo compartiré en las RRSS para que pueda servir de ejemplo.
      Un abrazo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *