Hacer lo imposible, posible – Podcast Episodio 3

Episodio 3: Hacer lo imposible, posible

En el episodio de hoy quiero contarte una anécdota personal que me ha llevado a confirmar una vez más todo lo que voy a ir contando en este podcast y que puedes aplicar a tu vida, tus proyectos y tu negocio.

Descubre las claves para manifestar resultados en tu vida.

La historia comienza el lunes 16 de marzo de 2020 en Cartagena de Indias.

Ese lunes en Cartagena de Indias el impacto del coronavirus llegó. Todos los planes que tenía se suspendieron por decisiones de la autoridades. 

Mientras visitaba la ciudad con mi pareja decidimos informarnos en el consulado español como estaba la situación. En España era crítica.

Cuando llegamos a Bogota ya se había decretado un simulacro de confinamiento, con lo que teníamos que estar sin salir en el Hotel que habíamos reservado. Tras varios periplos relacionados con el alojamiento, que no son relevantes para la historia que estoy contándote, pasaron dos hechos inesperados:

Uno la cancelación de nuestro vuelo previsto para el martes 24 de marzo y la imposiblidad de ponernos en contacto con la compañía área.

Decidí comenzar con la creación de un plan B por si nos teníamos que quedar en Bogota, todo parecía que así iba a ser.

El sábado 21 de marzo me levante temprano y procedí a tratar de comunicarme con la compañía aérea y a llamar a la embajada española.

Tras la imposibilidad de ponerle solución, y saber que ese día era el último que en principio salían vuelos internacionales tomamos la decisión de ir al aeropuerto con las maletas.

Y ahí empiezan las sincronicidades una detrás de otra hasta llegar a nuestra casa aquí en España.

Nuestro primer desafío comenzaba buscando un taxi o un transporte hasta el aeropuerto.

Sin embargo justo cuando estábamos cerrando la cremallera de la maleta apareció lo que parecía un taxi en la puerta del hotel. ¡Increíble! Bajamos rápidamente, no se podía escapar.

Era un transporte del aeropuerto. El conductor llamó a su jefe y le autorizo para llevarnos al aeropuerto. Primer desafío superado.

El segundo desafío surgió cuando llegamos al aeropuerto. No nos dejaban pasar sin billete de salida de ese mismo día. Nosotros no llevábamos ningún billete, solo la reserva de un vuelo cancelado para dentro de 3 días.

En términos prácticos, se había materializado un imposible para los sentidos y la lógica. Finalmente estábamos subidos en un avión contra todo pronóstico.

¿Cómo se consigue que un imposible sea posible?

Yo te cuento mis aprendizajes, que ya he puesto en práctica otras veces y con esta otra anécdota se ha visto reforzado. Otra anécdota similar la comparto en mi libro Productividad Personal Consciente.

“La clave es intención, certeza y desapego. Todo ello desde tu estado de presencia, en conexión con tu creatividad.”

La intención que yo lancé desde el primer momento fue: estaré al servicio de forma fácil donde tenga que estar.

En todo momento estuve en la acción enfocada e inspirada que nace en el momento presente. Sin apego, mi intención era clara.

Mi mayor gestión estuvo en mantener todo momento la calma, en centrar mi mente en el momento presente y no dejar que se fuera a la preocupación o la frustración por como habían sido las circunstancias.

Sí, rotundamente sí, somos creadores de nuestra realidad cuando entramos en contacto con el campo de las infinitas posibilidades y ponemos intención.

En este caso la manifestación puede sentirse rápida, sin embargo, para acabar contaré que la primera sincronicidad comenzó días antes de todo este proceso.

Desde hacía 5 días consultaba el estado del vuelo una o dos veces por día. Y siempre me confundía de número de vuelo. El mío era el AV46 y ponía todo el tiempo AV26. Internamente me juzgaba, me decía Bea, no es tan difícil aprenderse un número ¿no?

Y sabes cuál fue mi sorpresa cuando sentada en el avión me dí cuenta de que estaba volviendo en el vuelo AV26. 

Siento que no pueden existir tantas casualidades juntas. ¿Tú que crees?

¿Te ha pasado algo así? Será genial leerte en los comentarios.

Como curiosidad te diré que este podcast lo grabé bajo un sol de primavera, hay cantos de pájaros de fondo y nubes que bailan al son de un aire suave.

Y ya sabes, ¡cuida de tu estado y nos encontramos en el próximo episodio!

COMPARTE SI TE HA GUSTADO

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Beatriz Blasco

Beatriz Blasco

Ingeniera, Coach ejecutiva y personal. Experta en productividad personal, desarrollo de liderazgo y comunicación. Me apasiona acompañar a las personas en el proceso de descubrimiento personal y potenciar sus talentos. Curiosa, inquieta y creativa. Una exploradora nata.

4 comentarios

  1. Me parece maravilloso, Beatriz. Me has emocionado. Yo he vivido muchas sincronicidades pero algunas se han echado a perder (o no, todo es perfecto) porque creo que conecto pero me faltan la certeza sobre todo y el desapego (aunque reconozco que gracias al trabajo interior, cada vez menos)
    Curioso que lo llames certeza, yo hace unos meses empecé a usar esa palabra en lugar de confianza porque me parece más intensa y que define mejor lo que busco en mí… Mil gracias!

    1. Merce en cada momento todo es perfecto porque es como es.
      Como bien cuentas suele pasar, al menos también a mí, que la duda interna emerge y paraliza el proceso de manifestación. Por eso inyectar certeza fue clave.
      La palabra certeza apareció en mi mente y en mi vocabulario hace un par de años. Me llegó para confirmarme, no hace falta que vea luces de colores o lo que sea para sentir en mí cuerpo y mi corazón que tengo certezas y no creencias.
      Me alegro que te haya aportado. Gracias infinitas por pasarte y comentar.
      Un abrazo fuerte

  2. Querida Beatriz
    Mi esposo hace mas de un año estaba sin trabajo, postulaba y nada. Nosotros muy desesperados negativos y todo. Pero este año comencé a leer estudiar y buscar información estamos en pleno proceso de transformación, llegaron muchos libros (para mi sorpresa varios los recomendaban en este encuentro pero que sola llegue a ellos) , información que justo necesitaba y ahora que crees mi esposo le han llegado muchos trabajos hasta el punto de rechazar algunos en este momento que afuera se dice que todo está mal en la economía muchas empresas despidiendo a gente y nosotros mejor que nunca en todos los aspectos. Me he conectado con personas maravillosas de todo el mundo y estamos cada vez más conscientes. Agradezco infinitamente su generosidad esto me está cambiando la vida y la de mi familia. Abrazo de luz azul✨

    1. Gracias Magdalena por compartir esta historia que es ejemplo del poder creador que habita en cada una de nosotras, en nuestro interior. Gracias por escucharlo y seguirlo. Un abrazo fuerte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *