Productividad consciente: Fotografía de una emprendedora espiritual novata

Si decidiste reinventarte o vas rumbo a lograrlo desde un emprendimiento alineado con el despertar espiritualidad o el desarrollo personal, y te sientes agobiado en un torbellino de responsabilidades y tareas por cumplir pero sin un mapa de ruta, estás en el post indicado.

Soy emprendedora espiritual, novata, y descubrí en la productividad consciente una tuerca que permite a mi proyecto marchar.

Desde la magnífica plataforma que lidera Beatriz Blasco, como referente en el sector, espero transmitirte mis lecciones aprendidas para que dirijas tu proyecto desde la consciencia, siempre respetando tu esencia y el espíritu de tu emprendimiento.

Vamos por ello.

1.   Momento de crisis, mi puerta a la productividad consciente

Mi proyecto tenía la tierna edad de mes y medio.

Había renunciado a mi puesto como gerente regional, me había reinventado con un negocio online dirigido al autoconocimiento y a la espiritualidad, pero contrario a todos mis pronósticos en esos escasos 90 días ya me sentía desbordada y sin norte, mi brújula emprendedora estaba rota.

Acostumbrada a seguir órdenes y a que todos mis decisiones fueran validadas, no encontraba cómo gestionar las actividades que tenía frente a mí para poder avanzar.

Si Beatriz Blasco evaluara mi forma de hacer negocio diría, según los términos técnicos de la productividad, que soy una “hacedora”, una cabrita loca.

Para que me entiendas, al tiempo que aprendía sobre el negocio, estudiaba técnicas de autoconocimiento y espiritualidad, también intentaba volcar todos esos conocimientos sobre mi proyecto.

Eso se traduce en ver muchos video al día, escuchar muchos audios, escribir muchos artículos, investigar a la competencia, busca imágenes, editar textos, etc.

Todo esto cada día hasta las 4pm, momento en el que mis dos hijas pedían recuperar a su mamá. Retomaría todo después de las 9pm.

Sí, era un auténtico sacrificio, y creo que hubiera soportado un poco más si los resultados se hubieran manifestado. Pero ocurrió todo lo contrario, abrumada con tanta responsabilidad no lograba avanzar.

2. Cuidado al cuidador: cuerpo, mente y espíritu listos para dar lo mejor

¡Alto!

El alma de mi proyecto se dirigía a inspirar mujeres, madres, esposas y profesionales para lograr una vida en equilibrio.

Y por esos meses yo no representaba eso en absoluto.

No podía vender algo que yo no era y no sabía hacia dónde me dirigía.

Entonces tomé tres decisiones:

  • Exploraría alternativas de solución para responder a la pregunta que me atropellaba cada noche ¿Cómo se hace esto, cómo avanzo para lograr resultados tangibles y medibles en el tiempo con este emprendimiento?
  • Recuperaría mi poder, mi presencia, mi consciencia. No vale la pena hacer esto si lo hago desde el miedo, el afán, mis clientes necesitan un ser humano equilibrado, un cuidador en buen estado, no basta si lo tengo en mi cabeza cuando mi vida no representa esa plenitud.
  • Si quiero dar lo mejor a mis clientes, tendré que ser lo mejor.

Fue lo que me dije por ese entonces.

Y como la vida no responde a la inercia, me levanté, me sacudí el polvo y reparé mi brújula.

3. Cómo recuperé el norte de mi proyecto

Si tu proyecto se dirige a convertirse en tu principal alternativa de sostenibilidad ve siempre con los mejores, con los que saben, y si no eres experto en productividad pon esto en tu lista de inversiones por hacer.

Yo era una novata y lo primero que descubrí con mi “mentor productivo” fue lo inconsciente que era respecto a la fase en la que mi proyecto se encontraba, que para ese momento era crecimiento.

Emprender en el mundo online tiene su ciencia, pero la cabrita loca que llevo en mi corazón había perdido el control y lo olvidó.

Estaba preocupada por cómo iba a generar recursos con mi proyecto mientras ejecutaba actividades de crecimiento.

Estaba totalmente fuera de foco, malgastando mi energía.

3.1 Objetivos SMART

Ya en la realidad del momento de mi negocio, comprendí lo importante que era tener objetivos, no en la mente, sino por escrito!!

Descubrí que mi mente era mi cuaderno de notas, y da la casualidad que se borra fácilmente.

Pero había algo más, no eran sólo objetivos, eran SMART, por sus siglas en inglés, una estructura que viene del concepto Management by Objectives, y que apuntan a que estos sean:

  • Específicos
  • Medibles
  • Alcanzables
  • Relevantes
  • Con tiempo límite

Este ingrediente fue clave en el sistema de monitoreo y seguimiento que diseñé para mi negocio.

A través de este sistema podía evaluar si estaba cumpliendo o no, si estaba avanzado o no, si me estaba dirigiendo al cumplimiento del objetivo en el marco de la fase en la que mi proyecto se encontraba.

Y en caso de no cumplir, tenía la información suficiente para virar sobre la ruta, es decir, tomar decisiones a tiempo.

Aquí te dejo todo lo que aprendí sobre los objetivos SMART.

3.2 Acciones / Tareas

Lo sé, te estás preguntando cómo se cumplen los objetivos, como llegas allá, cuál es el camino, el paso a paso.

Para mí se llaman acciones o tareas.

Con un objetivo SMART tengo la oportunidad de desglosar los pasos que me llevarán al cumplimiento del mismo, tarea por tarea.

Para comenzar responde esto, ¿qué tengo que hacer para alcanzar mi objetivo?

 

4. Rutinas de trabajo saludables

Eres mente, cuerpo, espíritu, si eres un emprendedor espiritual no te permitas olvidar esto, pues no hay piedra preciosa que nos libre de las consecuencias.

Sólo por nombrarte algunas consecuencias: me deprimí, padecí un dolor cervical que me llevó a una sala de urgencias, me desconecté de mi propósito.

Atiende tus necesidades, recuerda, cuidado al cuidador, tú eres tu producto más valioso.

Ya con un poco de información y habiendo dado un sentido profesional a la palabra productividad, logré crear rutinas saludables y realistas.

Rutinas diarias y semanales que apuntaran al cumplimiento de mis objetivos, a la medida de mis posibilidades y gestionando de la mejor manera mi energía vital.

Aprendí a planear, y en esta planeación que finamente tejí para el día a día incluí mi bienestar, mis momentos de descanso, de meditación, de hacer deporte, de compartir con mis seres queridos.

Recuerdo las incalculables horas frente al computador, esperando que la inspiración divina llegara, con una cantidad de tareas, brincando entre sitios web, revisando redes sociales, total desorden.

Verás, ahora mis lunes son de planeación y los viernes de revisión. Que bien se siente confirmar que cumplí con las tareas, resultados tangibles que me permiten medir el crecimiento de mi proyecto, y al mismo tiempo cuidar del ser humano valioso que soy.

Que descanso.

5. Mi caja de herramientas

Los profesionales de la productividad ya han avanzado mucho por nosotros, los novatos en la materia.

Las siguientes son las herramientas que mantienen mi equilibrio productivo y a mi negocio marchando en el día a día, siempre pensando en gestionar de la mejor manera mi energía.

5.1 Excel

Sí, sé que soy insistente con esto.

Pero abre una tabla de excel y escribe tus objetivos SMART, establece las fecha de seguimiento y las tareas/acciones que implementarás para alcanzarlos.

Esta tabla será tu mapa de ruta.

5.2 Calendario

Programa tus semanas, día a día, con las tareas que apuntan al cumplimiento de tus objetivos.

(No olvides incluir aquí tus compromisos personales, eso requiere tiempo, así que sé realista, sabrás entonces con qué tiempo cuentas y lo que es innegociable para ti).

Si eres de la vieja escuela con una agenda será más que suficiente.

Si lo tuyo son las nuevas tecnologías y estar hiper mega conectado te sugiero Google Calendar, te hará un cambio de luces cuando debas pasar a otra actividad.

5.2 Cuaderno de notas

Las herramientas se hicieron para facilitarnos la vida, así que libera libera tu cerebro de la responsabilidad de recordarlo todo.

Los emprendedores tenemos ideas brillantes cada dos minutos, no las dejes perder en medio del caos en tu cabeza, apúntalas!

Un cuaderno bastará, pero si esto te entusiasma te sugiero la herramienta Kanbanflow, es tu cerebro puesto en una pantalla. Dinámica, sencilla, intuitiva.

 5.3 Ciclos de trabajo

Los ciclos de trabajo te ayudarán darle un respiro a tus neuronas. Sin dudarlo dos veces te sugiero la técnica Pomodoro, de hecho si investigas un poco encontrarás relojes en línea que fácilmente te ayudarán a organizar bloques de trabajo.

Con el objetivo de administrar el tiempo que se dedica a una tarea, la técnica propone dividir el tiempo en intervalos de 25 minutos de trabajo y 5 de descanso, con pausas más largas cada 4 ciclos.

Verás cómo con esta técnica te sentirás más liviano durante el día.

Conclusión

El dia que decidí despedir a mi jefe para dedicarme a mi proyecto brotaba de mí tanta pasión, entusiasmo y ganas de comerme al mundo, el proyecto en el que había trabajando durante un año estaba a punto de ver la luz del público.

Y desde la espiritualidad puedo decirte, porque lo he verificado, que todo fue perfecto. Que esa experiencia de inicio a los trancazos sin saber por donde ir me llevó a preguntarme por un modelo de productividad, algo inexplorado para mí hasta la fecha.

Mi proyecto nació y yo me caí, y fue perfecto, porque descubrí en mí que el compromiso con el espíritu de mi emprendimiento era auténtico, sólo tenía que ajustarlo y volcar sobre mí todo lo que quería entregarle a las mujeres, una vida en equilibrio que les permitiera gozar sus facetas como madres, esposas y profesionales.

No lo habría logrado sin ajustar mi estrategia de productividad desde la consciencia.

¿Tienes un emprendimiento espiritual y no sabes cómo ajustar tu brújula para ver y medir resultados?

Venga, te espero en los comentarios.

COMPARTE SI TE HA GUSTADO

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Rossana Becerra

Rossana Becerra

Rossana Becerra es comunicadora social, creadora del proyecto rossanabecerra.com en el que a través de técnicas de autoconocimiento y espiritualidad acompaña mujeres que buscan equilibrar sus facetas como madres, esposas y profesionales.Apasionada por los negocios online, hoy se declara nómada digital, un alma libre y creativa.

9 comentarios

  1. Hola Beatriz, te agradezco profundamente el haberme permitido colaborar en tu proyecto y compartir mis aprendizajes vistos desde la productividad.

    Espero que lo compartido anime a tus lectores a continuar la ruta de la productividad consciente, tan necesaria para los emprendedores que apenas inician, los novatos como yo 🙂

    Un gran abrazo desde la distancia.

    Rossana

  2. ¡Hola Rossana, hola Beatriz!

    Vaya, ¡qué bueno verte por el blog de Beatriz! 😀

    Y saber que me has mencionado dentro de este blog referente es una grata sorpresa 🙂

    Me alegra leer tu artículo y ver los pasos agigantados que has dado en cuanto a productividad y foco a la hora de trabajar.

    Sigue así, te deparan grandes éxitos 😉

    Un abrazo a las dos

  3. justo a tiempo! uuuf cansada de tener todo en la cabeza y no hacerlo en la realidad como lo pienso y lo unico que me pongo cuando me viene el desanimo y vuelvo a mi circulo vicioso son excusaaa!

  4. Me encanta leerte, he podido estar cerca de la mujer que ha crecido a la par de este proyecto. Reflejas cada línea de este escrito. Y si bien es cierto, este proceso nunca termina, tú has logrado niveles de congruencia que sé ayudarán a muchas más mujeres de las que ya has impactado, incluyendome.

  5. Rossana, enhorabuena por este artículo!

    Es tan tan tan importante tener claro que lo primero somos nosotras que por algo será que no paran de aparecer proyectos que nos lo recuerdan.

    Cómo vamos a llevar adelante un emprendimiento, con todo lo que eso conlleva, si nos descuidamos a nosotras que somo nuestro mayor recurso.

    Yo ya llevo 2 añitos en esto, ha habido de todo, pero si algo he aprendido es que sin mí el negocio todavía no funciona. Así que tengo que estar sana, tener energía e ilusión, mantener la motivación y el foco y tener claras mis prioridades.

    Sino, vuelves a entrar en la carrera de la rata, te desconectas de ti misma y así nada funciona.

    He experimentado cantidad de bloqueos relacionados con los temas que tratas en el artículo, tantos como para escribir un libro. Por eso la vida me ha llevado a utilizar el Minimalismo como una de las herramientas más poderosas para sacar a flote mi negocio sin olvidarme de mí misma.

    Gracias por recordármelo preciosa.

    Un abrazo grande

    Tania

  6. Hola Christian, muchas gracias por pasarte por aquí! Ya ves, la productividad consciente logró desenpolvar mi proyecto y ahora los resultados son tangibles.

    Gracias a ti por darnos las claves de los objetivos SMART, con algo tan sencillo podemos llegar tan lejos.

    Un gran abrazo y nos vemos pronto!

    Rossana

  7. Hola Laura, nada de excusas! Además ahora hay herramientas que nos facilitan el trabajo, como digo en el artículo, podemos liberar a la mente de tanta responsabilidad y dejarla que se ocupe de otras cosas que si requieren total atención, más que recordar.

    Si aún no has lanzado tu proyecto, ve segura con unos objetivos claros, metas, plazos y actividades… Y confía 🙂

    Un abrazo!

  8. Hola Tania, wow, gracias por tu comentario… que honor tenerte por aquí.

    Bien, tu eres la experta en “superwomen”… Y ya cuento en el artículo que por me estaba desviando por ahí. Coincido contigo debemos mantenernos sanar, cono energía y sobre todo con mucha motivación para inspirarnos y mantener nuestra atención en el foco de nuestros proyectos y sus prioridades.

    Felicitaciones por esos dos añito! Que has logrado por lo alto.

    Un gran abrazo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Responsable » Beatriz Blasco Ginés
  • Finalidad » gestionar los comentarios.
  • Legitimación » tu consentimiento.
  • Destinatarios » los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Soluciones Corporativas IP, S.L (Don Dominio (proveedor de hosting de beatrizblasco.com) dentro de la UE. Ver su política de privacidad.
  • Derechos » podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.