La gran trampa mental de la escasez

¿Tienes mentalidad de escasez?

Si estás preocupándote por tener más de algo lamento decirte: estás todavía con una mentalidad de escasez.

Aclaro.

La mentalidad de escasez no está únicamente relacionada con el dinero. ¡No!

Estás funcionando con patrones de escasez si sientes que no tienes suficiente tiempo, suficientes habilidades, contactos, o no haces suficiente ejercicio o no estás lo suficientemente delgado…

Todo aquello que te lleve a la preocupación porque no hay suficiente de algo en tu vida, y quieres más, está emergiendo en una mentalidad de escasez.

Así, tal cual, como lo lees.

Aunque tengas una cuenta corriente llena de ceros, si estás preocupado por tener más o no perderlo, claramente, estás funcionando desde una mentalidad de escasez.

Hay una voz pequeña dentro de ti que grita muy fuerte, incesantemente,que te hace creer que no eres suficientemente y te falta todavía algo para llegar al punto que quieres.

¿Esto significa que no tienes que tener objetivos, metas y aspiraciones? No, no significa eso.

Son las aspiraciones y los anhelos transformados en objetivos y metas lo que te da energía para pasar a la acción y crear tanto en tu vida como en tu negocio.

La clave, como siempre digo, es el lugar desde el que te planteas los objetivos.

¿Tienes todavía una mentalidad de escasez?

Así te afecta la mentalidad de escasez en tu día a día y tu negocio

La mentalidad de escasez te frena, te paraliza y te hace tomar decisiones desde el miedo.

¿Cuántas veces al cabo del día te pones el límite del dinero para tomar decisiones?

¿Cuántas veces te escudas en la falta de dinero para elevarte y vivir desde tu esencia?

¿Esperas a tener dinero para Ser quien eres? ¿Crees que la felicidad es tener dinero?

Y ahora te hablo del dinero porque es fácil que conectes con ejemplos.

Aunque también te pasa seguro con el tiempo. ¿Cuántas veces al cabo de un día has dicho o has pensado “no tengo tiempo”?

No te culpes.

Todos llevamos una carga pesada y profunda con formas de pensar que nos conectan con la escasez y ni siquiera nos damos cuenta.

Yo misma.

Que si te cuento todo esto es porque llevo años autoindagando en mi mentalidad de escasez para soltar y transformar aquello que me hace creer que nunca es suficiente.

Vives con un supuesto de escasez escondido detrás de gran parte de las elecciones que haces tanto para tu negocio como para tu vida.

Este artículo es una invitación a que seas consciente.

El dinero y tu relación con él

¡Cuánto se habla de él hoy en día!

Hay unos mensajes sobre abundancia, nivel de conciencia y mentalidad relacionados con la cantidad que facturas, ingresas y tienes en tu cuenta corriente.

No sé si es el mensaje, el mensajero o el receptor, pero existen una gran cantidad de matices que hacen que hoy en día muchas personas se sientan frustradas por estos mensajes.

Tú no eres tu cuenta corriente ni lo que eres capaz de generar.

No eres la cantidad de dinero que tienes o generas.

No fracasas si no llegas a los límites que otros te imponen desde fuera.

El dinero lo inventamos como vía de intercambio y compromiso.

Amo el dinero, sí. Aunque yo soy mucho más que él o los bienes materiales que tengo en posesión.

El dinero no tiene poder sobre ti, eres tú quien se lo da.

El dinero es como agua que fluye. Si lo retienes, como agua estancada, ya sabes lo que pasa.

No es la cantidad de dinero que tienes o no tienes y lo que te falta de conseguir, sino la relación que estableces con él.

Relaciónate con él como una vía para expresar tus anhelos, cultivar y expresar las cualidades de tu alma.

La intención que hay detrás de la relación con el dinero es la clave.

Los 3 grandes mitos de la mentalidad de escasez

1 – No hay suficiente

Este pensamiento de no hay suficiente y tengo que pelear por defender lo mío es obsoleto.

Esta más que demostrado que hay suficiente. Solo tienes que observar la naturaleza y darte cuenta de que aún a pesar de los límites siempre hay suficiente.

La sensación de carencia, miedo a perder o quedar fuera de los círculos de éxito te hace creer que no hay suficiente.

Este pensamiento es un pensamiento de separación que te bloquea e impide que nuevos resultados (clientes, dinero, amistades, relaciones…) lleguen a tu vida.

Pensar en los granos de arena del desierto, la playa o las gotas del océano me conecta con la idea de que si hay suficiente, es nuestro estado interior lo que nos lleva a pensar lo contrario.

La abundancia y la suficiencia son estados internos. Niveles de conciencia y no solo está relacionado con el dinero.

Cuando creemos que no hay suficiente, que los recursos son escasos, entonces aceptamos que algunos obtendrán lo que necesitan y otros no. Lynne Twist

2- Más es mejor

Pensar que más de cualquier cosa es mejor que lo que tenemos es un pensamiento profundo de escasez.

Agradece lo que ya tienes antes de obviarlo, no valorarlo y únicamente poner foco en lo que falta.

Pensar que más es mejor te empuja a la cultura de la competición, la lucha, la acumulación sin sentido y la avaricia.

Esto intensifica tus miedos y acelera el ritmo de la carrera en la que vives.

Frustración y desesperación garantizada. Entras en un círculo vicioso de insatisfacción personal.

3 – Así son las cosas

Frase mítica.

También puedes añadir esta otra: siempre ha sido así.

¿Te suenan estas frases? ¿Las has escuchado alguna vez?

La resignación y la queja en la que te instala la escasez es brutal.

Habitualmente la falta de dinero se convierte en una excusa para evitar el compromiso y para no contribuir con lo que si tenemos: tiempo, energía y creatividad.

La falta de dinero y el pensamiento de escasez es un gran escudo en el que refugiarse en cualquier momento.

Así no tomas acción y eliges creer que no es posible para ti.

Mi experiencia personal me dice que siempre tienes disponibles los recursos que necesitas, incluido el dinero.

Eso sí, ábrete a la experiencia de no juzgar como los recursos llegan a ti. Hay una fuerza más poderosa que tú que gobierna los caminos a seguir.

Conserva tu estado interior de abundancia y suficiencia aunque los datos externos te digan lo contrario.

La resignación

¿Cuánto cuesta no tomar acción? ¿Cuánto cuesta no ir a por tus sueños y refugiarte en la mentalidad de escasez?

Nunca antes has tenido a tu alcance tanta información y posibilidades para darle una vuelta a aquello que sientes desde tu esencia y respetando tus valores más profundos.

Lo difícil hoy en día es discernir aquello que realmente te ayuda a elevar tu vida y tu negocio. Eso es lo complicado.

Como decía el otro día un amigo. No creo en los gurus.

Yo tampoco.

Si creo en la experiencia sentida y vivida desde la observación.

Del aprendizaje bajado al músculo y no del aprendizaje que solo es teoría almacenada en la mente.

Creo en aquellos que han recorrido el camino antes yo, para mí los mentores son una manera rápida de crecer interiormente, y pueden guiarme para conectar cada vez más profundamente con aquello que Soy o quién Soy.

Es momento de soltar el paradigma de escasez: tú o yo. Y pasar al verdadero paradigma de abundancia tú y yo.

Para escribir este artículo me he inspirado en el libro El alma del dinero.

Te recomiendo leerlo. Me impactó y me hizo reflexionar sobre muchas de formas de pensar y comportamientos que he podido dejar atrás.

Y para acabar, me gustaría recordar que tu productividad está profundamente relacionada con tu mentalidad de escasez o tu mentalidad de suficiencia.

¿Cuál es tu visión sobre la mentalidad de escasez? Me encantará leerla en los comentarios.

Autora: Beatriz Blasco

COMPARTE SI TE HA GUSTADO

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Beatriz Blasco

Beatriz Blasco

Ingeniera, Coach ejecutiva y personal. Experta en productividad personal, desarrollo de liderazgo y comunicación. Me apasiona acompañar a las personas en el proceso de descubrimiento personal y potenciar sus talentos. Curiosa, inquieta y creativa. Una exploradora nata.

12 comentarios

  1. Hola Beatriz! Aquí Jaír, de EfectiVida.
    Muy muy interesante tu artículo y bien fundamentado.
    Para los que siempre estamos “dándole al coco” para ver en qué mejorar, lo que comentas puede ser una trampa. A veces esa autoexigencia puede llevarnos a pensar que “no somos” o “que nos falta”. El equilibrio entre contentarse con lo que uno es, hace o tiene, mientras se conservan los ideales y metas claros, es fundamental.
    Excelentes ideas, de verdad. Muchas gracias!
    Saludos desde Las Palmas!

    1. Gracias Jaír por pasarte y comentar. La autoexigencia mal gestionada y que nace en el ego es dañina y según mi experiencia nos impide avanzar conectados con el propósito más grande que todos tenemos.
      El equilibrio para mí es esencial y además siempre es dinámico. Un abrazo y saludos para Las Palmas.

    1. Qué bueno que te des cuenta y comiences a re-enmarcar en un nuevo lugar ese diálogo interno que es una gran trampa mental y nos lleva a conectar con la escasez en lugar de la suficiencia y la abundancia. Un abrazo

  2. Gracias por este artículo, yo vivo en Venezuela, habrá leído alguna cosa sobre mi país, yo le cuento que las personas de aquí tenemos mentalidad de abundancia, que somos optimistas y esperanzados, ciertamente tenemos un pasado reciente de abundancia, (al cual aspiro regresar -al menos yo en lo particular-), y que estos mitos que usted enumera son creencias que limitan e impiden avanzar. Leer el artículo me mostró como se enfrenta la adversidad y como se encuentran caminos de solución. Muchas gracias

    1. Hola Nerio, me alegra que el artículo te haya inspirado y dado pistas sobre cómo se muestra la adversidad. Compartir experiencias, aprendizajes y descubrimientos lo hago con la base de aportar, de generar reflexión y búsqueda interna. Un abrazo

  3. Hola Beatriz, gracias por compartir tú mensaje tan claro e inspirador! Me gustó mucho y me hizo reflexionar acerca del tiempo! Desde principios de año que ya no uso reloj, pero sigo pensando desde la insuficiencia del tiempo! y hasta risa me dió al darme cuenta! Gracias por ayudar a estar más cerca de lo que soy! Un abrazo desde México lindo!

    1. Gracias Dafnis por escribir y comentar 🙂 Yo también me quite el reloj jaja. Aunque de vez en cuando miro la hora en el móvil lo hago mucho menos. Somos suficientes en todos los sentidos. Un abrazo

  4. Gracias por el post, yo también me di cuenta de que por mucho que leas y adquieras conocimiento, solo aprendes de verdad cuando sientes vibrar ese aprendizaje en tu interior. Saludos.

    1. Gracias por pasarte por aquí y comentar Ana.
      Así es, el aprendizaje hay que grabarlo y hacerlo vibrar en el músculo, en tu interior.
      Me alegra que te haya aportado el artículo. Un abrazo

  5. Hola Beatriz,

    Me encanta tu artículo; creo que aporta muchos hilos de los que tirar para empezar a tomar consciencia de cómo estamos en el mundo, y de lo que podemos llegar a hacer, a ser.

    Me gusta especialmente cuando comentas cómo “la falta de dinero se convierte en una excusa para evitar el compromiso y para no contribuir con lo que si tenemos: tiempo, energía y creatividad.” Estoy completamente de acuerdo, y en muchos casos a la excusa del dinero, como también comentas, se le suma la de la falta de tiempo.

    Son las dos principales barreras que levantan las mujeres que llegan a mí para explicarse a ellas mismas por qué no hacen el cambio que tanto desean.

    ¿Será que queremos que todo nos “venga” fácil y rápido? ¿Será que creemos que a los demás les ha “llegado” fácil, rápido, y sin esfuerzo? Y ahí ocurre ese: ella/él sí, y yo no. Los demás tienen sin hacer nada para conseguirlo, y a mí me falta.

    La dificultad radica en que realmente llegamos a creerlo como si fuera algo irrefutable. Lo alimentamos y crece dentro, hasta que se siente como una certeza, como una “realidad objetiva”, sin darnos cuenta de que con esta acción nos estamos privando de la capacidad que tenemos de crearnos la mejor vida posible.

    A mí me gusta hablar de aprehender, con h, que es el aprendizaje significante y significativo. El que se queda en ti como parte de tu experiencia, como parte de tu propia persona. Ojalá mucha gente pueda aprehender este mensaje que tu lanzas 🙂

    Voy a compartir el artículo, porque estoy segura que ayudará a muchas personas a empezar a salir de esa mentalidad de escasez, y hará resonar cosas en ellas que no habían percibido hasta ahora.

    Muchas gracias por este artículo!
    Un abrazo.

    Olaia Calvo

    1. Gracias Olaia por pasarte y comentar.

      Hemos tenido, la mayoría de las veces, unos mensajes que nos han programado para la escasez en todos los sentidos. Tomar conciencia y abrirnos a nuevas maneras de pensar y sentir es fundamental para dar una vuelta a nuestros viejos sistemas anticuados de pensar, que nos conducen a creer que no somos suficientes, tienes que estar en modo lucha y no hay para todos.

      Esa programación también despierta la avaricia como medio para tener y así Ser. Se nos olvida que ya somos, y nada tenemos que demostrarnos ni a nosotras ni a nadie.

      Gracias de corazón por compartir.

      Un abrazo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Responsable » Beatriz Blasco Ginés
  • Finalidad » gestionar los comentarios.
  • Legitimación » tu consentimiento.
  • Destinatarios » los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Soluciones Corporativas IP, S.L (Don Dominio (proveedor de hosting de beatrizblasco.com) dentro de la UE. Ver su política de privacidad.
  • Derechos » podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.