5 hábitos que te ayudarán a incrementar tus niveles de productividad

“¿Cómo puedo ser más productivo?” Es una pregunta que no dejo de escuchar.

Todos queremos poder hacer más y sentir esa sensación de logro al final de día.

Podemos encontrar miles de consejos de productividad por ahí, pero esta vez vamos a presentar cinco maneras – que personalmente me han servido muchísimo – que te permitirán incrementar tus niveles de productividad.

1 – Sé el primero en llegar y el último en salir.

Vivo en una ciudad con mucho tráfico y con un estilo de vida ajetreado, por eso me di cuenta de que si comienzo mi día antes que todos los demás, puedo ahorrar tiempo, lo que me permite comenzar a realizar mis tareas pendientes lo más pronto posible.

Estar atrapado en un tráfico no hará nada más que frustrarte y hará que estés con una actitud más negativa durante el día. Lo mismo para cuando llega la etapa final de la jornada laboral.

La capacidad para ahorrarte ese tiempo extra no solo puede incrementar tus niveles de productividad de forma drástica, sino que también te puede ayudar a convertirte en uno de los mejores pagados y más productivos en tu campo. Llegar temprano y quedarte un poco más de lo normal puede hacer una gran diferencia.

2 – Planifica cada día la noche previa.

Esto te cambiará la vida. Si dedicas solo 15 minutos para crear una lista de cosas por hacer y priorizarlas antes de ir a dormir la noche previa, podrás comenzar tu día con un pie adelante y preparado para tus deberes. Después de crear una lista, escoge las tareas más importantes y coloca alguna marca al lado de ellas para que te sirva como recordatorio que tienes que cumplirlas para lograr tus metas.

3 – Sal de la oficina para almorzar.

Esto es algo pequeño y simple pero que puede tener un gran efecto en el modo en el que trabajas.

Salir del ambiente laboral para comer tu almuerzo puede aliviar los niveles de estrés, refrescar tu creatividad y ayudarte a ganar concentración cuando llegue el momento de volver al trabajo.

A menudo camino un poco para aclarar mi mente y pienso en cómo me gustaría que fuera el resto de mi día.

4 – Minimiza las distracciones.

Este subtitulo puede explicarse por sí solo, pero en el mundo en el que vivimos, las distracciones están por todos lados.

Si trabajas desde un ordenador, como una gran parte de la población lo hace, está la tentación de revisar las actualizaciones en las redes sociales, navegar por páginas de interés, chequear las últimas ofertas en tu tienda favorita, incluso revisar si no te han escrito por Whatsapp.

Cuando es momento de trabajar, trabaja. Si es posible, cierra tu puerta y coloca tu pequeño letrero de “no molestar” en la manilla de tu puerta, así tus compañeros saben que no es un buen momento para interrumpir.

En todas las compañías está esa persona que le encanta hablar de lo que vio el día anterior en la TV, de la última hazaña de su hijo, de los problemas que tiene en casa, en lugar de las cosas importantes del trabajo.

No dejes que estas personas te distraigan. Establece límites y trata de manejarlos de la mejor manera. Tu capacidad para minimizar las distracciones tanto como sea posible puede aumentar tus niveles de productividad.

5 – Ten siempre presente tus objetivos.

Después de establecer grandes y emocionantes metas que quieres cumplir, tenlas presentes todo el tiempo.

En lo personal, tengo una lista en mi teléfono con mis metas, en un trozo de papel que llevo en mi bolsillo y en la laptop.

El objetivo principal es tener tus metas en un lugar donde puedas verlas el mayor número de veces posible durante el día. Cuando veo cuáles son mis metas, mi motivación para finalizar las cosas llega al cielo.

Empieza a imaginarte a ti mismo como la persona más productiva en tu campo. ¿Cómo te sientes? ¿A qué tareas estás dedicando la mayor parte del tiempo? ¿Qué filosofía estas siguiendo?

Compite contigo mismo para ver cuánto puedes lograr. Diviértete con ello. Conviértelo en un juego.

Siempre trata de superar a la persona que fuiste el día de ayer.

Dale seguimiento a tus resultados y trabaja cada día para ser una persona altamente productiva y mira cómo las pequeñas victorias comienzan a transformar tu vida.

¿Qué otros hábitos tienes para sentirte productivo?

COMPARTE SI TE HA GUSTADO

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Edith Gomez

Edith Gomez

Edith Gómez es editora en Gananci, apasionada del marketing digital, especializada en comunicación online. Se niega a irse a la cama cada noche sin haber aprendido algo nuevo. Le inquietan las ideas de negocio y, más aún, aportar una mirada creativa al pequeño mundo en el que vivimos. Twitter: @edigomben

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *