12 consejos de productividad de las grandes mentes maestras

Consejos de productividad de las grandes mentes

Si te cuesta concentrarte en el trabajo, si piensas que desperdicias tu tiempo o cada día te cuesta más levantarte por las mañanas, lo mejor que puedes hacer es fijarte en las rutinas de aquellos que son conocidos mundialmente y que son personas como tú y como yo. También puedes buscar inspiración en estas 10 lecturas interesantes para reflexionar.

 

Consejos de productividad de las grandes mentes

 

1. Mantén ciertos días centrados

Algunas compañías trabajan con la premisa de “No hay reuniones los miércoles”, lo que significa, curiosamente, que nadie puede tener una reunión en ese día de la semana. Esto les da a los trabajadores un día completo para trabajar en sus propias tareas, sin desviarse de otros deberes o reuniones sin sentido. Esto también puede funcionar en tu vida personal, por ejemplo, si necesitas restringir el acceso a Facebook o limitar las llamadas telefónicas.

 

2. Prioriza tu trabajo

¡No creas que todas las tareas son iguales! Algunas tareas no son tan importantes como otras, o pueden tomar menos tiempo. Intenta ordenar tus tareas todos los días y ver qué se puede hacer de forma rápida y eficiente. Quítalas del camino para que tengas más tiempo libre y poder mental para enfocarte en lo que es más importante.

 

3. Trabaja donde puedas

Agatha Christie nunca escribió en su escritorio, escribía donde podía sentarse. Ernest Hemingway escribiía poniéndose de pie. Thomas Wolfe, con una estatura de 1,98 metros, usaba la parte superior de su refrigerador como escritorio. Richard Wright escribía en un banco del parque, aunque lloviera o tronara.

 

4. Corta tu tiempo

Muchos líderes empresariales exitosos reducen su tiempo en intervalos de quince minutos. Esto significa que trabajan en tareas durante un cuarto de hora a la vez, o programan reuniones por solo quince minutos. ¡Hace que cada hora parezca cuatro veces más larga, lo que lleva a una mayor productividad!

 

5. Ten una posición para pensar

Truman Capote afirmó que no podía pensar a menos que estuviera acostado. ¡Proust también hizo esto, mientras que Stravinsky se paraba sobre su cabeza!

 

6. Vacía tu mente

Suena contraproducente, ¿no? Vaciar tu mente cuando tienes tanto para recordar parece que solo estás pidiendo olvidarte de algo. En cambio, esto te da un borrón y cuenta nueva para que no sigas pensando en las tareas de la semana pasada.

Despeja tu mente y luego comienza a pensar solo en lo que debes hacer de inmediato, y luego hoy. Las tareas que deben llevarse a cabo más adelante en la semana pueden esperar.

 

7. Prueba diferentes métodos

Vladimir Nabokov escribió los primeros borradores de sus novelas en fichas. Esto hizo que fuera más fácil reorganizar oraciones, párrafos y capítulos barajando las cartas. ¡Suena más fácil y más divertido que copiar y pegar en Word! Una vez que a Nabokov le gustó el arreglo, su esposa lo convirtió en un solo manuscrito.

 

8. Ten un plan de acción diario

¡No te limites a una lista de tareas pendientes! Tómate diez minutos cada mañana para trazar un plan de acción diario. Es un lugar no solo para escribir lo que se debe hacer ese día, sino también para priorizar lo que traerá la mayor recompensa, lo que llevará más tiempo y los objetivos que se lograrán.

Deja espacio para un “botadero de ideas”, donde puedes garabatear cualquier cosa que tengas en mente. Como dice Gananci, el secreto para tener éxito en la vida es crear un plan.

 

9. Nunca te detengas

Los escritores Anthony Trollope y Henry James comenzaron a escribir sus próximos libros tan pronto como terminaron su trabajo actual en progreso. Hay algo que decir acerca de trabajar sin parar y hacer un trabajo continuo en lugar de tomar un descanso.

 

10. Haz tu proyecto más temido primero

Terminar con tu tarea más temida significa que tendrás el resto del día libre para todo lo demás. Esto también significa que no pospondrás constantemente el peor de tus proyectos, lo que hará que sea aún más difícil comenzar más adelante.

 

11. Ten un lugar dedicado al trabajo

Si trabajas en una oficina, no es problema decir que tu escritorio de cubículo es donde trabajas todos los días. Pero si trabajas desde casa, asegúrate de tener un área específica para el trabajo.

No querrás que los archivos se distribuyan por toda la mesa, y no querrás sentir que no estás trabajando solo porque te estás relajando en el sofá. Ten un espacio donde, cuando vayas allí, sepas que vas a trabajar.

 

12. Elige de tres a cinco cosas que debes hacer cada día

Las listas de tareas pueden ser abrumadoras muy rápidamente. En lugar de hacer una lista interminable de todo lo que puedas pensar que debe hacerse, haz listas diarias que incluyan de tres a cinco cosas. Asegúrate de que sean cosas que deben hacerse ese día, para que no los sigas posponiendo.

COMPARTE SI TE HA GUSTADO

Edith Gomez

Edith Gomez

Edith Gómez es editora en Gananci, apasionada del marketing digital, especializada en comunicación online. Se niega a irse a la cama cada noche sin haber aprendido algo nuevo. Le inquietan las ideas de negocio y, más aún, aportar una mirada creativa al pequeño mundo en el que vivimos. Twitter: @edigomben

2 comentarios

    1. Hola Isabella,
      cuánto me alegro! Gracias. Es enriquecedor leer y conocer las experiencias que otros han tenido antes. Vivir con la mente abierta y curiosa para vivir nuestra vida con plenitud. Un abrazo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Responsable » Beatriz Blasco Ginés
  • Finalidad » gestionar los comentarios.
  • Legitimación » tu consentimiento.
  • Destinatarios » los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Soluciones Corporativas IP, S.L (Don Dominio (proveedor de hosting de beatrizblasco.com) dentro de la UE. Ver su política de privacidad.
  • Derechos » podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.