La autoexigencia no es buena aliada de la productividad

Puede parecer contradictorio. Una persona con gran autoexigencia y disciplina que no sea productiva.

Entendiendo por  productiva: hacer las acciones que te conducen hacia donde tu quieres con el menor consumo de energía posible.

Descubre cómo mejorar tu productividad personal, con las 5 estrategias que comparto contigo, soltando tu autoexigencia.

Las personas que tienden a estar todo el día haciendo sin parar y preocupadas por el futuro suelen sufrir de estrés. ¿Eres una de ellas?

Si eres una de estás personas ya sabrás que en estado de estrés no te sientes productivo, más bien bloqueado.

Sufres de estrés porque el futuro es incierto, y para llegar allí siempre te quedan tareas que hacer. Es un no acabar.

¿Dónde estás poniendo tu atención, en lo que te queda por hacer  o en lo que ya has hecho? Tu foco está iluminado cuando te centras en el momento presente, que es el único momento que tienes. Ni pasado ni  futuro.

¿También te identificas con esas personas que no paran de hacer pero que se sienten insatisfechas?

Para hacer sin parar seguro que te exiges mucho. Sé que tienes una voluntad de hierro.

Así era yo y así son muchas de las personas a las que acompaño para cambiar su autoexigencia y ser productivas trabajando menos horas.

Vivir con esa autoexigencia no te ayuda. Más bien te desgasta.

Sigue leyendo y descubre las estrategias que a mí me han funcionado para soltar la autoexigencia y mejorar mi productividad personal.

Se productivo en el momento presente

1.      Traza la ruta y céntrate en la conducción

Cuando pones el GPS en el coche para ir a algún lugar, ¿qué es lo primero que te pregunta?

Dónde estás.

Lo segundo, a dónde quieres ir.

Y después te proporciona varias opciones de ruta para que elijas.

Una vez elegida la ruta solo te queda una cosa: ponerte a conducir y estar presente en cada metro que haces con el coche.

Vamos es lo recomendable. Aunque sé que a veces no es así.

No puedes prever baches, atascos, adelantamientos, desvíos… con antelación.

Así es la vida. Andas trazando rutas constantemente, y eso está bien. Sin ruta no vas a ningún sitio. Aunque a veces tengas que desviarte.

En general, diría, que quien no se traza sus rutas propias rutas de vida, la motivación no suele ser uno de sus aliados.

Viven la vida de forma pasiva. Que es otra opción. Pero yo prefiero vivir mi vida de forma activa.

Pero querer llegar justo cuando tu deseas y vivir preocupado por el destino no es lo más saludable.

Así que traza tu ruta, haz tus planes y después aprende a vivir presente y consciente cada paso del camino, cada acción que elijes hacer.

[Tweet “Suelta tus expectativas, vive con curiosidad e inocencia para aprender de cada paso.”]

2.      Dirige tu atención a los pasos que ya has dado

Eso sí, de forma consciente.

Esto no quiere decir estar todo el día mirando al pasado y estar enganchado ahí.

Poner el foco en los pasos que ya has dado te ayuda, por un lado, a reflexionar y realizar aprendizajes.

Por otro lado a valorar y celebrar tus logros cada día.

Esto lo has leído montones de veces, lo sé, pero es que funciona.

Agradécete a ti, y a quién quieras, lo que has alcanzado y disfrutado hoy. 

Pregúntate si lo que has hecho te conduce al lugar en el que quieres estar.

Si la respuesta es: no, recalcula la ruta, como lo hace el GPS cuando se ha perdido.

Pregúntate cada día: ¿qué tipo de experiencias quiero vivir? ¿Cómo quiero sentirme hoy?

3.      Aprende a decir no

Solemos querer mantener una atención dispersa. Es decir, nos ponemos en nuestra vida todos los objetivos del mundo juntos. Y los queremos ya.

Y sabes que no puedes ir a dos sitios a la vez. Primero a uno, después a otro.

Así que elige cuáles son tus objetivos más importantes para el momento en el que te encuentras.

Como explica Joaquín Peña en este artículo: aclara tus objetivos, simplifica tu vida y deja de correr tras todo lo que se mueve.

Si te gusta lo que comparto y quieres mejorar tu Productividad Personal

ÚNETE A LA COMUNIDAD PONTE EN FOCO

Accede a recursos gratuitos y  el ebook "5 Estrategias de Productividad Personal"

4.      Desarrolla tu atención plena

Para mejorar tu vida necesitas darte cuenta de cuáles son algunas de las cosas que te hacen ponerte nervioso, qué estás creyendo, dónde esta tu mente…

Para darte cuenta tienes que trabajar la conexión con el momento presente, y esto se hace practicando.

Sin practica no hay maestría.

La meditación es una de las técnicas que a mí me ha ayudado, y mucho, a manejar mi atención.

Como resultado de manejar mi atención he reducido mi nivel de estrés.

Siempre hay momentos o situaciones en las que lo vuelvo a sentir, pero ahora lo manejo, lo reduzco mucho antes y me quedo con lo positivo del estrés.

Cuando practicas la atención plena cada cosa que haces la disfrutas mucho más, agradeces y sobre todo desarrollas la confianza.

Te dejo esta entrevista que hice a Agnes Ensesa Coach experta en yoga y  meditación. No te pierdas sus consejos para empezar a meditar.

5.      Concédete días libres y si no puedes al menos unas horas

Tú haces posible tener tiempo para unas cosas o para otras.

Crea espacios para ti.

Para pensar, reflexionar, conocerte… simplemente Ser y disfrutar.

De ahí nacen las mejores ideas y creas así un espacio para tu espíritu creativo.

Busca ese espacio en tu semana. Que sea un tiempo innegociable.

Te lo mereces, así que hazte este regalo. Te traerá grandes beneficios.

El otro día leía un artículo sobre Oprah Winfrey que decía esto:

“se atribuye gran parte de su éxito a pasar tiempo pensando en nada y relajándose. Oprah Winfrey medita dos veces al día durante 20 minutos, ya que ella encuentra que la meditación le inspira y le da una perspectiva optimista.”

Suelta la autoexigencia, elige disfrutar y verás como tu día a día fluye mucho más. Te ánimo a probarlo.

[Tweet “No es más productivo el que más horas trabaja, sino el que trabaja con foco y en un estado óptimo.”]

Si te ha gustado comparte en las redes sociales y ayúdame a difundir mi trabajo. ¡Gracias!

Fotos de http://gratisography.com/

Autora: Beatriz Blasco

COMPARTE SI TE HA GUSTADO

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Beatriz Blasco

Beatriz Blasco

Mentora de negocios conscientes y con alma. Creadora del método Productividad Consciente. Ayudo a emprendedores y profesionales a elevar su productividad y su negocio para que generen riqueza, vivan una vida con impacto y alineada con su esencia. Todo ello a través del cambio de mentalidad y la aplicación de estrategias prácticas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *