La gestión mental en el emprendedor

Hoy tengo el placer de tener aquí a Fernando García, psicologo y coach especializado en inteligencia emocional y programación neurolingüistica. Nos hablará sobre la gestión mental del emprendedor, espero que disfrutéis de este artículo tanto como yo. Más abajo os dejo más información sobre él.

¡Allá vamos!

La gestión mental en el emprendedor

Emprender es una bonita palabra, no cabe duda. A primera vista podemos asociarla con otras como valentía, progreso o ambición y queda genial decirle a alguien eso de “soy emprendedor”. Es bueno tener esa sensación de querer comerte el mundo y triunfar con una idea o proyecto sacado de ti mismo.

La realidad, sin embargo, no tarda en cambiar esta visión y, en el 90% de los casos, los emprendedores suelen darse de bruces con ella. Aquellos que comienzan un negocio o deciden crear una empresa si que suelen partir con la idea de que quizás no vaya a ser fácil, pero probablemente pocos conocen cuánto puede llegar a complicarse en realidad.

Es muy posible que la salud mental del emprendedor se vea comprometida más pronto que tarde y será crucial saber gestionar ese cruce de emociones. La ambición, valentía y pasión del inicio se mezclarán con otras no tan agradables como estrés, ansiedad, desánimo o fracaso, haciendo que en muchos casos el emprendedor incluso llegue a coquetear con la depresión.

Mente y cuerpo

Conocerse a si mismo es el punto de partida, no sólo para una persona que vaya a emprender, sino para cualquiera de nosotros. Ser conscientes tanto de nuestras fortalezas y habilidades como también de los defectos nos dará la oportunidad de elaborar un plan de vida ajustado a nuestras necesidades.

Pero no todo se reduce a las capacidades mentales. Cualquier cosa que afecte al cerebro repercute físicamente en el resto del cuerpo. En alguna ocasión habrás oído hablar de eso de “mens sana in corpore sano”, pues se trata exactamente de esto, de tener hábitos saludables en el plano laboral y personal que ayuden a aliviar la carga preocupacional.

Está demostrado que un correcto equilibrio entre las emociones y el físico es capaz de generar mayor productividad, capacidad de concentración y, por supuesto, rendimiento. Y esto estará íntimamente relacionado con un más alto nivel de felicidad y satisfacción personal. Solo habremos de marcar ciertas pautas y desarrollarlas a través del plan de vida comentado anteriormente.

Plan de vida del emprendedor. ¿Qué es y cómo lo hago?

El éxito no llega por si solo de la noche a la mañana. Para tener opciones de alcanzarlo, en primer lugar tendrás que pensar en ciertas metas, ambiciones u objetivos. Todos ellos han que ser motivadores para ti y para tu emprendimiento.

Un plan de vida asociado a una persona emprendedora consistirá en el establecimiento de ese conjunto de metas, ambiciones y objetivos con los que te sientas identificado/a y que definan qué quieres ser y qué vas a hacer para lograrlo.

Pero ten en cuenta algo importante: debe ser un plan realista. De nada servirá establecer un plan de vida con objetivos inalcanzables. Bueno sí, servirá para que la frustración por no lograrlos llegue aún antes. Por ello hazte una pregunta cuando pienses en objetivos: ¿está en tu mano y en tu esfuerzo conseguir llegar hasta esto?.

Esa frase que dice que “es posible lograr todo aquello que te propongas” es perfecta como agente motivador, pero resulta mucho mas efectivo ser consciente de las limitaciones que pudieran existir o aparecer y trabajar con paciencia y esfuerzo para intentar doblegarlas (si esto fuera posible).

Conecta con tus emociones, se consciente de quién y cómo eres para posteriormente fijar tus metas. Una vez las tengas claras, anótalas de forma sencilla y piensa en cómo puedes convertirlas en un reto para ti. Pon un tiempo límite realista para lograrlas y ¡en marcha!.

la gestion mentaldel emprededor

Superar las barreras mentales

Las barreras mentales quizás sean el mayor obstáculo que pueda encontrar un emprendedor mientras trabaja por alcanzar el éxito. Son ideas negativas que suelen pasar por la mente muy habitualmente durante la etapa de emprendimiento. Normalmente suelen relacionarse con un plan de vida poco definido, donde no han quedado claras respuestas a preguntas básicas tales como:

  • ¿Qué haces?
  • ¿Cómo lo haces?
  • ¿Para qué lo haces?

Para entender correctamente un negocio, una idea , un proyecto…. deberías saber definir de forma clara y concreta en que consiste. Cómo si lo tuvieses que explicar a un niño pequeño. Si no eres capaz de hacerlo es momento de poner pausa y trabajar en resolverlo puesto que el resto de tu esfuerzo debe cimentarse en este punto.

La soledad

Una habitual compañera de viaje de todo emprendedor y que normalmente aparece en algún (muchos) momento del camino es la soledad. Sentirse solo ante un reto, un problema o una decisión que tomar suele ser una emoción bastante habitual y se ha de estar preparado para cuando se presente.

Aquí la mejor estrategia es saber rodearte de personas con las que compartas ideas y objetivos. De aquellos que puedan entender realmente lo que pasa por tu cabeza. Formar un grupo con otros emprendedores o socializar en eventos de emprendimiento te hará compartir experiencias y encontrar soluciones a ciertos problemas que quizás no resolverías por ti mismo.

La falta de recursos

Generalmente, cuando se habla de recursos aplicados al trabajo, la mayoría de los emprenderores piensan en el dinero. Y esta visión levanta un muro mental que, en ocasiones, se vuelve imposible de superar.

El dinero es importante, no te voy a decir lo contrario ya que es algo obvio. Pero igual o más importante pueden ser ciertos recursos con los que todos contamos y que bien invertidos van a hacernos superar muchas de nuestras barreras. Te hablo de ingenio, creatividad, inteligencia o conocimiento entre muchos otros.

Resulta bastante reconfortante y motivador el ver cómo consigues resolver un problema por ti mismo y sin necesidad de invertir un dinero con el que no cuentas cuando otros han tenido que gastar grandes cantidades para lograr el mismo resultado.

No sé, no quiero, no puedo

Tener la sensación de no saber, querer o poder afrontar un problema es un gran enemigo del emprendedor. Realmente se trata de una contradicción porque, a su vez, esta misma persona quiere ser feliz, progresar, vivir mejor y, en definitiva, lograr el éxito. ¿Cómo vas a conseguirlo entonces?

La situación suele convertirse en un callejón sin salida que te mantendrá atrapado mientras no seas consciente de que la solución únicamente depende de ti. De la seguridad y confianza que tengas contigo mismo para lograr un cambio de mentalidad que encienda esa bombilla en tu cabeza que te permita salir del atolladero.

Cuanto más confíes en tus capacidades menos piedras encontrarás en el camino.

Quizás necesites una ayuda eficaz

En consulta, tanto de forma presencial como en mi faceta de psicólogo online, es habitual encontrarme con emprendedores que de una forma u otra han quedado bloqueados por innumerables circunstancias y que no son capaces de salir de ellas para hacer que su proyecto siga creciendo.

Muchos de ellos llegan de forma tímida, avergonzados, cuando la realidad es que no hay nada por lo que se deban sentir así. Solicitar ayuda y, sobre todo, aprovechar lo que puede aportarte un coach en materia motivacional es una muestra de inteligencia, de saber adaptarte a los recursos que están a tu alcance.

Además, te recomiendo que hagas uso de este recurso incluso desde el momento en que inicies tu actividad de emprendimiento. Apóyate en tu psicólogo de confianza, utiliza sus recomendaciones para que te sirvan como guía en el complicado camino que has decidido recorrer. Todo te resultará mucho más fácil desde ese instante.

 


Mi  nombre es Fernando García.
Soy Licenciado en Psicología por la Universidad Complutense de Madrid y tengo el Master en Coaching, Inteligencia Emocional y Programación Neurolingüistica por la Universidad Europea Miguel de Cervantes.

Formo parte del equipo de blazquezygarate.com

COMPARTE SI TE HA GUSTADO

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Beatriz Blasco

Beatriz Blasco

Mentora de negocios conscientes y con alma. Creadora del método Productividad Consciente. Ayudo a emprendedores y profesionales a elevar su productividad y su negocio para que generen riqueza, vivan una vida con impacto y alineada con su esencia. Todo ello a través del cambio de mentalidad y la aplicación de estrategias prácticas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *