Productividad consciente: gestion y habitos

Productividad consciente: gestión y hábitos

¿Qué es eso Bea de Productividad Consciente: gestión y hábitos? Fácil, para mí algo más que tener una productividad alta. Ser productiva.

¿No crees que tenemos esta obsesión durante toda nuestra vida?

En el mundo empresarial tradicional, siempre se ha luchado por aumentar la productividad. Si la empresa de enfrente fabrica 40 pares de zapatos al día y la tuya no llega a esas cifras, hay que hacer todo lo posible por fabricar más para superar a la competencia.

Si tienes tu propio negocio, ocurre algo similar aunque no siempre te compares con personas concretas. ¿Verdad que muchas veces has sentido que no llegabas a todo lo que te proponías? ¿Que escribes una lista de tareas para completarla en el día y no lo consigues?

Estos ejemplos corresponden con el concepto tradicional de productividad, que tiene mucho que ver con el hacer mucho en poco tiempo. O bien realizar una tarea en el menor tiempo posible.

Ahora te doy una noticia: la productividad tiene que ir más allá de hacer mucho. Porque si tienes un negocio alineado con tu esencia, tu productividad también tiene que estar alineada con tu esencia.

Esto se llama productividad consciente y te la voy a presentar en este artículo.

Productividad consciente: gestion y habitos

¿Qué es la productividad consciente?

Una nueva manera de realizar la gestión de tiempo y hábitos teniendo en cuenta tu esencia.

Productividad consciente es:

– Un camino donde hay una elección personal consciente en cada paso.

– Saber elegir la próxima acción a realizar incluso cuando esta sea simplemente conectar con el silencio de la contemplación, sin más.

– Hacer lo que deseas de corazón, en el momento justo y con el menor consumo de energía posible.

Cuando hablo de emplear el menor consumo de energía posible, no me estoy refiriendo a hacer tareas con poco esfuerzo. Por supuesto que debes dar lo mejor de ti, pero sin caer en el estrés, que es lo que suele pasar cuando entiendes la productividad como un hacer mucho sin más.

Principios de la productividad consciente

Para incorporar la productividad consciente a tu vida te planteo un método de 5 etapas cíclicas con acciones específicas que puedes ir adaptando a tu ritmo.

A estas 5 etapas las llamo las 5 P’s de la productividad consciente y consisten en:

1.Pacificar.
2.Perspectiva.
3.Presencia.
4.Planificar y Programar.
5.Perseverancia.

 

Pacificar

Pacificar es simplificar tu vida, sosegar tu mente y vivir en calma.

Para pacificarte por dentro y por fuera necesitas poner en práctica el desapego.

En este contexto, el desapego significa soltar esas cosas materiales y esas creencias que ya no te ayudan a continuar en la dirección que quieres para tu vida.

La clave para desapegarte de pensamientos, emociones o bienes materiales es valorar lo que te han aportado, agradecerlo y soltarlo porque en este momento ya no te aporta.

En definitiva, es soltar lo que no ya no necesitas y quedarte con lo que sí necesitas.

Puede que te preguntes para qué hacer todo esto si tu objetivo es ser productiva. La respuesta es que el objetivo de la productividad consciente es hacer con un propósito, de manera continua, enfocada y flexible. No se trata de acciones que no te aportan ni te hacen feliz.

Perspectiva

La perspectiva es la magia de enfocarse.  

Tomar perspectiva es como cuando escalas un monte, llegas a la cima y miras todo lo que hay abajo. ¿Verdad que todo lo que ves desde arriba te resultaría imposible verlo desde abajo?

Aplicado a este caso, la perspectiva significa subir a varias alturas desde las cuales atisbas tu camino para motivarte, enfocarte y actuar siendo consciente del sentido de tu vida.

Hay 3 niveles de perspectiva en los que es necesario profundizar y estructurar para encauzar tus proyectos:

        – Intención.

        – Meta.

        – Objetivo.

Las intenciones proporcionan motivación, dirección, impulso y dan sentido a lo que haces. En otras palabras, permiten conocer qué quieres aportar al mundo, qué quieres para ti y en qué te quieres convertir.

Las metas son como los tramos del viaje que quieres hacer, los puntos de llegada a medio plazo. Ese viaje es la intención. Por tanto, la consecución de las metas marca las diferentes etapas en la que estructuras tu intención.

El nivel más específico son los objetivos. Los objetivos son los diferentes proyectos a corto plazo que te vas marcando para llegar a la meta.

En el día a día manejas objetivos, que están relacionados con una meta y contribuyendo a tus intenciones.

Presencia

La presencia es la conexión con tu Ser Creativo.

El estado de presencia es aquel en el que te encuentras conectada contigo, te sientes abierta para manejar con recursos lo que recibes.

Cuanta más presencia pones, más consciencia añades a todo lo que decides y haces en tu vida.

Para trabajar la presencia es necesario que puedas fluir en el momento presente sin perder el foco y la dirección que sientes para tu vida.

La presencia es una gran ayuda para la productividad consciente. Te ayuda a focalizar la atención en lo que piensas, haces y decides en cada momento. Esto te permite estar enfocada y obtener los mejores resultados posibles.

Para obtener un buen resultado no solo necesitas aprendizaje, también necesitas el estado idóneo. Y ese es el estado de presencia.

Planificación diaria y programar

La productividad consciente requiere que tengas un sistema de productividad para el control de las acciones que debes realizar cada día para alcanzar tus objetivos.

En este nivel es muy importante en realizar planes de acción para conseguir objetivos y practicar el sistema de control. Los planes de acción recogen todas las acciones necesarias para obtener el resultado deseado.

La planificación y programación diarias han de tener en cuenta los siguientes aspectos:

– Identificación de las bandejas de entrada, que son todos los puntos desde los que entra información a tu sistema.

– Registrar fuera todo lo que tienes en la cabeza y está ocupando espacio en tu mente. Esto es obligatorio hacerlo porque si no te estás generando tensión.

– Transformación de un objetivo o proyecto en un resultado.

– Elaboración de una lista de acciones que necesitas efectuar para obtener el resultado que has descrito en el paso anterior.

Perseverar

Perseverar es mantenerse constante en la persecución y ejecución de todo lo comentado.

Para añadir a tu vida productividad consciente necesitas perseverancia para hacer los ejercicios una y otra vez, adquirir los hábitos y no perder la fuerza que te empuja a mantener la decisión firme de vivir sin estrés, feliz y cumpliendo tus metas.

Los hábitos son muy importantes, por eso te dejo estos artículos para que puedas profundizar más sobre ellos:

Pásate al hábito creado conscientemente, suelta la rutina

Los hábitos que más me están ayudando a ser productiva consciente

Además, ser perseverante tiene que ver con levantarte después de una caída. Y también con dejar de poner tu atención en el resultado para pasar a disfrutar del camino. Entonces vas conociéndote más y el resultado aparece.

En qué se diferencia de la forma tradicional de enseñar gestión del tiempo o productividad personal

Después de haber leído estos apuntes sobre productividad consciente, seguramente has sido capaz de ver que la forma tradicional de enseñar gestión del tiempo es muy distinta de lo que es la productividad consciente.

Tradicionalmente, cuando se habla de productividad, el centro de todo es el aprovechamiento del tiempo. Si alguna vez te has formado en productividad seguro que conoces unas cuantas herramientas de productividad. 

Las herramientas de productividad son importantes y ayudan mucho. ¿Pero de qué sirve todo si no te sientes a gusto con las tareas que realizas, si no te sientes conectada con ellas?

Esto es lo que plantea la productividad consciente y su principal diferencia con la forma tradicional de plantear la productividad.

Como coach o formador puedes formarte en Productividad Consciente

Con este artículo espero haber conseguido que mires con otros ojos la productividad y comiences a trabajar la productividad consciente.

¿Y si además de aplicar la productividad consciente a tu vida, te formas en ella para conocerla en profundidad?

Si eres coach o formador, estar formado en productividad consciente te servirá para enseñarla a tus clientes, ya que se manejan muchos aspectos que ya estás trabajando con ellos.

¿Conocías ya la productividad consciente? ¿La estás aplicando?

Para cualquier inquietud o duda que te surja, tienes la zona de comentarios para plantearla.

Te responderé encantada.

COMPARTE SI TE HA GUSTADO

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Beatriz Blasco

Beatriz Blasco

Mentora de negocios conscientes y con alma. Creadora del método Productividad Consciente. Ayudo a emprendedores y profesionales a elevar su productividad y su negocio para que generen riqueza, vivan una vida con impacto y alineada con su esencia. Todo ello a través del cambio de mentalidad y la aplicación de estrategias prácticas.

Un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *